Las condiciones que cada país pone para el consumo de sustancias pueden ser razonables o descabelladas para otros. Ahora la gran novedad es que los ciudadanos de Ontario, en Canadá, podrán comprar en línea cannabis y recibirlo en la puerta de sus casas. O si lo prefieren, podrán retirlarlo en la tienda. En este país el consumo de marihuana es legal, tanto en su uso medicinal como recreativo, desde hace tres años.

Alianzas para volar

Este negocio es una alianza en Uber Eats y la tienda minorista Tokyo Smoke. Esta última es parte de Canopy Growth, que pertenece al holding Constellation Brands, la misma que es dueña de Corona, Modelo y Svedka. Esta comercializadora distribuye cannabis, distintos tipos de derivados y artículos para su consumo. Por ejemplo, tienen distintascepas de sativa, indica e híbridas, con el detalle de su cantidad de THC y CBD; además de pipas, papelillos, moledores.

El objetivo de esta propuesta, además de generar US$4.000 millones como ganancia en este año, es garantizar el consumo seguro de este producto. De acuerdo a lo que se reporta, el 40% del comercio de marihuana en Canadá es ilegal. Esto expone a los consumidores a productos cultivados sin regulaciones y distribuidos de manera insegura.

Modus operandi revolucionario

En todas las compras asociadas los clientes deberán verificar que son mayores de edad, que corresponde a 18 años. Existen dos posibilidades: una es pedir que el producto llegue a la puerta de tu casa, y la otra es comprar y retirar en la tienda.

Por ahora no hay señales de replicar este modelo en otros lugares, pero no está descartado. Así, Dara Khosrowshahi, el consejero delegado de Uber, explicó que es crucial respetar las leyes de cada país. Por eso, sobre Estados Unidos, indicó «Cuando el camino esté despejado para el cannabis, cuando entren en vigencia las leyes federales, definitivamente vamos a echar un vistazo».