Hoy no queda duda de los 4 de Liverpool son uno de los grupos más legendarios en la historia de la música. Sin embargo, pocos saben que originalmente este no era el cuarteto original. Y es que Ringo Starr, el célebre baterista de la banda, fue el último en unirse a The Beatles y completó el conjunto. 

A pesar de esto, la verdad es que los inicios del músico en la banda fueron bastante complejos. Pero gracias a su talento y carisma, rápidamente terminó ganándose el cariño de la fiel fanaticada de The Beatles, que inicialmente lo rechazó.

El día que Ringo Starr se unió a The Beatles

Para 1962, The Beatles ya se había establecido como una importante banda emergente en la escena de Liverpool. John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Pete Best poco a poco conquistaban a los jóvenes. Sin embargo, no todos estaban tan contentos con el desempeño de Best y se comenzó a buscar un posible reemplazo.

Los miembros de The Beatles ya tenían el nombre de Ringo Starr en mente. Y es que todos eran de la misma escena musical de Liverpool y Ringo hasta había reemplazado a Best en algunas ocasiones. Fue George Harrison el que insistió en ofrecer la posición a Ringo de manera permanente. Así, John Lennon le hizo la oferta oficial un 14 de agosto de 1962. 

Esto implicó el despido de Pete Best, quien ya tenía su fuerte fanaticada, un 16 de agosto del mismo año. Solo dos días después, un 18 de agosto, The Beatles oficialmente debutaron en vivo con Ringo Starr como su nuevo baterista. Sin embargo, el reemplazo enfureció a los seguidores de Best y protestaron en la casa de Ringo para lograr que se fuera. 

Los fanáticos de The Beatles eran conocidos por su fervor con la banda. De hecho, este primer concierto terminó con golpes a George Harrison y daños al auto de Brian Epstein, legendario manager de la banda. Sin embargo, los miembros jamás se arrepintieron de su decisión. «Comenzamos a pensar que necesitábamos al mejor guitarrista de todo Liverpool. Y el mejor de todos en nuestros ojos era un chico, Ringo Starr», señaló Paul McCartney en el libro Anthology

Eventualmente, el carisma de Ringo Starr terminó por ganarse a los seguidores de The Beatles. Hoy, pese a que muchos aun lo consideran el miembro más infravalorado, es considerado un elemento fundamental y es imposible pensar a los 4 de Liverpool sin él.