The Beatles son sin duda una de las bandas más importantes en la historia de la música, con cada uno de los miembros convirtiéndose en leyendas. Sin embargo, el baterista de los oriundos de Liverpool, Ringo Starr, pasó por lo que muchos como él pasan dentro de grupos tan magnos: La supuesta «maldición» de los bateristas. 

Más que una verdadera maldición, se trata de una tendencia en las bandas de rock, donde los bateristas suelen pasar a segundo plano detrás de los vocalistas y guitarristas. Incluso en un cuarteto tan grande como The Beatles, muchos aseguran que esto le ocurrió a Ringo Starr.

Sin embargo, con los años, el músico ha dejado en claro que tiene poco de que envidiarle a sus ex-compañeros, posicionándose como una de las leyendas vivas más importantes de la música. Pero esto no siempre fue algo sencillo, con una carrera que arriesgó quedarse en las sombras de The Beatles. 

El último Beatle

El primer gran desafió que enfrentó Ringo Starr, fue el de entrar tarde a la banda. Y es que el músico fue el último de los Beatles en conformar parte del cuarteto más famoso de Liverpool. Ringo se unió oficialmente a The Beatles en 1962, dos años después de la formación del grupo, cuando despidieron al baterista original, Pete Best.

Los fanáticos de Best no estuvieron nada contentos con la presencia de Ringo Starr, haciendo vigilias fuera de su casa y gritando «¡Pete por siempre, Ringo jamás!». Sin embargo, para finales del año, ya conquistó a los seguidores con su característico carisma y hasta le pedían que se subiera a cantar.

Pero con la llegada al estrellato de The Beatles, Ringo Starr enfrentaba un nuevo desafío: Conquistar a la audiencia estadounidense. Lennon y McCartney eran el dúo que más se robaba la atención, mientras que el misterio de George Harrison también se tomaba los medios. Como baterista, Ringo solía quedarse atrás y comenzó a conocerse como el «Beatle ignorado».

La voz de Ringo Starr

En 1968, The Beatles lanzaron Don’t Pass Me By, canción perteneciente al célebre White Album. El tema es la primera composición solista de Ringo en la banda, quien ya había puesto sus vocales en discos anteriores, pero esta se convirtió en su verdadero himno. 

Don’t Pass Me By es en una canción de amor que anhela por la atención de su amada. Sin embargo, muchos lo interpretaron como un llamado de Ringo Starr a los medios y fanáticos de que dejaran de ignorarlo. «No me ignores, no me hagas llorar, no me pongas triste, porque solo te amo a ti»canta en el coro.

Lamentablemente, esto no evitó que comenzara a sentirse aislado de sus compañeros. A finales de los sesenta, The Beatles comenzaron con su fase más experimental, que no requería necesariamente de la batería de Ringo. Por esto, este pasaba horas jugando cartas con su mánager, mientras que el resto de los miembros trabajaba en las canciones sin él.

Esto solo aumentó con el lanzamiento de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, que lo dejó sintiendo como un músico de apoyo. «Ese fue el peak para todos los demás, pero para mi fue como ser un músico del estudio… Ellos simplemente me dirigían en el estilo que debía tocar», confesó.

Tras el fin de la banda

Ringo Starr fue el Beatle que más tenía que demostrar tras la separación del grupo. Después de todo, sus contribuciones menores a los últimos materiales lo dejaron deseoso de mostrar su propio punto de vista musical y estrenarse como solista. 

Lamentablemente, sus primeros intentos fallaron en conseguir el éxito comercial de sus compañeros, aumentando las especulaciones de que era el Beatle ignorado. Sin embargo, esto no duraría mucho pues alcanzaría la aclamación en solitario gracias a temas como Back Off BoogalooPhotograph You’re Sixteen.   

De esta forma, aunque seguía colaborando de cerca con sus excompañeros, la carrera de Ringo Starr finalmente despegaba por si sola y ya no necesitaba del apoyo de sus amigos. Su nombre empezó a alcanzar popularidad en solitario y se estableció como una de las figuras más relevantes de la música británica.

¿Es Ringo Starr el Beatle ignorado?

Decir que Ringo Starr es el Beatle ignorado u olvidado, sería omitir la cantidad de éxitos que ha cosechado por si mismo. Si bien la fama de The Beatles lo precede, es casi imposible no estar por siempre asociado con una banda tan grande como esta.

Lo que sí es cierto es que Ringo enfrentó desafíos que el resto de sus compañeros no. La recepción inicial tibia, desconexión de sus pares y hasta dudas de su valor en el grupo. Pero esto también generó que los fanáticos le dieran una oportunidad y hasta se identificaran con él.

Hoy, Ringo Starr es una de las leyendas vivientes más importantes de la música, cuya discografía habla por si sola. Además, es un ejemplo para miles de bateristas o músicos que puedan sentirse desplazados frente a sus compañeros, recordando que cada pieza es fundamental para llegar al éxito.