El ser humano se encuentra en constante evolución. Hace más de 315 mil años, se tiene registro de los primeros Homo sapiens,  seres que serían nuestros antepasados. Si bien dichos registros el día de mañana se pueden refutar hay algo que está claro: somos muy diferentes de lo que fuimos hace más de 300 milenios.  En ese sentido, resulta muy interesante cómo el cuerpo humano se ha ido desarrollando y adaptando durante cientos de miles de años; esta «evolución» recientemente demostró una nueva «actualización» a nuestro hardware en algunas personas, donde se les ha encontrado una «arteria extra» en el brazo.

Esta arteria satélite del nervio mediano o más conocida como «arteria mediana», según los investigadores que la estudian se encargaría de llevar más sangre a la mano y se produciría en las primeras semanas de vida de los fetos. En razón de eso, los mismos científicos explicarían que se produce por algún problema de salud de la madre durante el embarazo; como también la mutación de genes que han desarrollado esta arteria mediana.

Al irrigar mayores cantidades de sangre hacia las manos uno podría pensar que nuestra extremidad podría desarrollarse más o tener más fuerza (al tener mayor cantidad de sangre en los músculos); sin embargo estudios han demostrado que esta «arteria extra» causaría el «síndrome de túnel carpiano».

¿Qué es este síndrome?

El túnel carpiano, lo podemos imaginar como un puente justo entre la palma de la mano y la muñeca. Bajo ese puente se juntan ligamentos, huesos, arterias y el nervio medio. Dicho nervio al tener una presión extra produce dolores y esta afección llamada «síndrome de túnel carpiano».

Los síntomas de este problema se traducen en: dolor en las manos y brazo, hormigueo o entumecimiento e incluso debilidad en mano o brazo.

Cabe mencionar que esta arteria mediana se desarrolla en las primeras semanas de gestación, pues es necesaria para la formación de las primeras extremidades de los fetos. Sin embargo, esta se retraería en la octava semana de gestación. Sin embargo esta «evolución» haría que la arteria prevaleciera en adultos.

Síndrome de túnel carpiano

Los números de esta «microcambio evolutivo»

Desde finales de siglo XIX que esto se lleva investigando; sin embargo la frecuencia en ese entonces apenas alcanzaba un 10% de casos. En tanto, a finales de 1900 estudios concluyeron que había alrededor de un 30% personas que poseen esta «arteria extra».

La revista «Journal of Anatomy», actualmente sostiene que esto es una variante evolutiva; sin embargo en caso de continuar en un ascenso como se ha evidenciado ahora, dentro de 80 años, más del 50% de las personas llevarán esta arteria, lo que ya significaría según los investigadores «una variante humana normal».