Este 23 de julio conmemoramos una década del repentino fallecimiento de Amy Winehouse. Su legado sigue más presente que nunca y sobre todo en esos músicos que tuvieron la oportunidad de compartir el escenario con ella.

Ese es el caso del guitarrista británico Robin Banerjee, quien la comenzó a acompañar en las presentaciones en vivo del ya clásico disco “Back to Black”. ¿En qué estaba hace diez años? Esa es la primera pregunta que responde a Rock & Pop.

Robin Banerjee

“Yo estaba realizando un show en Camden, el barrio de Amy, cuando escuché la noticia, alrededor de las 5 ó 6 de la tarde del sábado”, recuerda, agregando que “tuve que mirar las noticias y leer lo que encontraba en Google. Cuando me di cuenta de que era verdad estaba muy triste y en shock”.

Con el pasar de los años, el músico comenzó a rendirle homenaje a la intérprete de “Rehab” a través de distintos espectáculos. Próximamente, debutará en una nueva banda tributo llamada Lioness.

Valerie: Uno de los grande himnos de Amy Winehouse

Además, podemos escuchar su trabajo con una de las voces más prodigiosas de la música ya que existen varios registros. Una de ellas es la elogiada “Valerie”, canción de la que nos comparte algunas anécdotas.

“Grabamos la versión acústica de ‘Valerie’ en BBC Radio 1’s Live Lounge con Jo Whiley en Londres, una transmisión de radio en vivo. La canción se incluyó más tarde en la edición de lujo de ‘Back to Black’ y a menudo se toca en muchos cafés, restaurantes y bares alrededor del mundo, además de la cadena iHeartRadio”, comenta.

Este mismo tema también cuenta con una versión de estudio que fue publicada por Mark Ronson y con Amy Winehouse como artista invitada. Y aunque muchos tienden a asociar “Valerie” con la cantante, en realidad este es un cover de la banda de indie rock The Zutons.

Para Robin Banerjee la explicación es que “cuando Amy interpretó la canción, puso su personalidad e hizo que sonara muy original. Ella tenía una habilidad para hacer que el oyente sintiera que era su canción”.

Con su singular propuesta de jazz, R&B y soul, Amy Winehouse fue reconocida en su corta carrera con seis premios Grammy. Sin embargo, hay un aspecto quizás desconocido que el guitarrista se encarga de destacar.

“Ella era un ícono, una cantante muy talentosa pero también una persona hermosa. Ella se preocupaba por la gente. Recuerdo compartir una copa con ella. Yo tomé una Coca-Cola Light y ella un agua en el camarín antes de un show. Fue un momento especial con Amy. Cada momento fue uno para recordar”, cuenta.

Entrevista y texto por: José Tomás Suazo