Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 finalmente iniciaron y se le dio el vamos a el evento deportivo más importante de cada 4 años. Y es que el amor por el deporte conmueve a los televidentes que se emocionan al ver los triunfos de los y las seleccionadas. Algo similar es lo que le ocurre a muchos fanáticos de las series de anime, donde el deporte se posiciona como uno de los más populares. 

Y es que, incluso compitiendo con la acción y el romance, los animes de deportes son uno de los más exitosos en Japón y en el mundo. Esto, debido a la emoción de cada capítulo, así como también la pasión por el deporte que se retrata en cada capítulo. 

En celebración de Tokio 2020, en Rock & Pop celebramos algunos de los mejores animes de este género para los que quieren continuar disfrutando el deporte. Así, destacamos aquellas producciones más emocionantes y cautivadoras del último tiempo.

Los mejores animes de deportes

Haikyuu!

Es uno de los animes de deportes más modernos pero no por eso menos importante. Y es que, aunque su manga terminó hace solo un año, Haikyuu! ya se postula como uno de los clásicos del género. De hecho, en el sitio para fanáticos, MyAnimeList, tiene la mejor calificación de cualquier animación deportiva.  

Haikyuu! cuenta la historia de Hinata, un joven que desde niño ha soñado alcanzar a su ídolo, ‘El Pequeño Gigante’, quien pese a su altura, logró triunfar en el Volleyball. Así, busca demostrar que puede convertirse en el mejor jugador de todos, pese a la diferencia que pueda tener con los jugadores más altos.

Kaze ga Tsuyoku Fuiteru

Kaze ga Tsuyoki Fuiteru (Run with the Wind) es un caso raro entre los animes de deportes. Y es que a diferencia de la mayoría de los clásicos, este no se centra en grande deportistas, sino que en jóvenes sin mayores capacidades que se unen para alcanzar una meta en común. Así, más allá del deporte como tal, esta emotiva producción se centra en la amistad y la importancia del compañerismo.  

Run with the Wind cuenta la historia de Haiji, quien se ha pasado gran parte de sus años universitarios reclutando a compañeros que le ayuden a participar en la carrera Hakone. Sin embargo, ninguno de estos lo saben y no tienen ninguna experiencia corriendo.

Kuroko no Basket

Si de emoción se trata, Kuroko no Basket es uno de los mejores animes de deportes en esta área. Y es que cada partido es casi como una serie de acción, donde los encuentros te tienen al borde de tu silla. Además, su mensaje de esfuerzo y compañerismo inspira a muchos fanáticos del deporte. 

El anime sigue a Kagami y Kuroko, dos novatos de la secundaria Teikou que se inscriben juntos al club de Basketball. A pesar de esto, el primero no reconoce a Kuroko luego de ver que no tiene ninguna capacidad física. Sin embargo, su percepción cambiará cuando descubra el talento secreto que tiene y cómo pueden potenciarse mutuamente.

Slam Dunk

Y si te gustó Kuroko no Basket, de seguro te gustará Slam Dunk, el clásico anime de Basketball. Pese a que comparten similitudes, esta serie es mucho más realista en su representación del deporte, con jugadores más complejos en su creación.  

Slam Dunk cuenta la historia de Hanamichi Sakuragi, quien se inscribe al equipo de Basketball con esperanzas de conquistar a Haruko, la chica de sus sueños. Sin embargo, a medida que conoce más del deporte, también comenzará a enamorarse de este.

Tsurune

Tsurune es uno de los animes de deportes más singulares y maduros que hay. Más allá de centrarse en el deporte como tal, se centra en sus personajes y en cómo su salud mental y traumas personales se relaciona con algo que han dejado de amar.   

La serie sigue a Minato, un niño estrella del Kyuudo, un arte marcial enfocado en la arquería. Pero un traumático evento de su niñez lo aleja del deporte y cambia para siempre su personalidad. Ahora, como adolescente, se enfrenta nuevamente a este deporte y a la tragedia que lo marcó para siempre.

Yuri!!! on Ice

Con una sola temporada, Yuri!!! On Ice es uno de los animes de deportes más populares de todos. Esto, gracias a su emocionante historia y carismáticos personajes. Además, es de los pocos animes, fuera del género yaoi, que presenta una pareja LGBTQ+ de manera abierta, siendo todo un hito en la animación japonesas.  

La serie sigue a Yuri, un patinador de hielo cuyos sueños se destruyen tras fracasar en el Grand Prix y decide alejarse del patinaje. Sin embargo, la llegada de su ídolo e inspiración, Victor Nikiforov, lo hará regresar al hielo.

Hajime no Ippo

Si de animes de deportes se trata, Hajime no Ippo es sin duda el gran clásico de todos. Incluso más allá del género, es de las producciones japonesas más exitosas de todos los tiempos, con un mensaje que sigue resonando hasta la actualidad. La serie sirve de inspiración para múltiples generaciones que buscan abordar el abuso a una edad temprana y de la importancia del deporte para la autoestima y autovaloración. 

Esta serie  sigue a Makunouchi Ippo, un joven que durante toda su vida recibió el acoso de sus compañeros. Un día es salvado por Takamura Mamoru, un boxeador que lo inspira a tomar los guantes y soñar con algún día tener la valentía para defenderse.