Oficialmente, se iniciaron las grabaciones de la tan esperada secuela del Rey de Atlantis. Sin embargo, esta no se encuentra lejos de la polémica. Y es que la participación de Amber Heard en la nueva Aquaman está generando un montón de controversia.

Los fanáticos de Johnny Depp, ex pareja de la actriz, hicieron una fuerte campaña para que Warner Bros la despidiera de esta película. Sin embargo, la producción asegura que esto jamás influyó en su decisión de conservar a la interprete. 

Amber Heard no se va de Aquaman

Pese a la intensa campaña, Amber Heard comenzó oficialmente las grabaciones de Aquaman and the Lost Kingdom. La secuela de la exitosa película de superhéroes llegará el próximo 16 de diciembre y actualmente se está grabando en Londres.

En conversación con Deadline, el producto de Aquaman, Peter Safran, se refirió por primera vez a la campaña en contra de Amber Heard. En la ocasión, aseguró que esta no tuvo efecto alguno en el casting y que mantienen su decisión de tener a la actriz como parte del elenco. 

«No creo que alguna vez fuéramos a reaccionar solo por presión de los fanáticos. Debes hacer lo que es mejor para la película», aseguró Safran. «Sentimos que si volvía James Wan y Jason Momoa, también debía volver Amber Heard, eso es todo», añadió el productor.

Cabe recordar que Amber Heard y Johnny Depp tuvieron un fuerte rompimiento público que terminó con acusaciones de ambas partes en torno a violencia doméstica. Esto escaló luego de que el actor perdiera una demanda contra un diario que lo acusó de «golpeador de mujeres». Así, el actor fue despedido de la nueva entrega de Fantastic Beasts and Where to Find Them. Por ahora, son pocos los proyectos que Depp tiene. 

Por su parte, Amber Heard no solo tiene a Aquaman en su futuro. Pronto protagonizará Run Away with Me, la nueva película de Fred Grivois, que se centrará en los aspectos más oscuros del mundo del modelaje.