Bitcoin es un moneda digital y descentralizada. Estos son los tres fundamentos que definen la moneda. En primer lugar, es una moneda pues al igual que los dólares o lo pesos, sirven para comprar cosas. Es digital, pues no se produce físicamente: no es un papel o moneda. Y en último lugar es descentralizada pues no depende de ningún Gobierno, banco o intermediario para su transacción.

Esta divisa digital,  creada el 3 de enero de 2009, por Satoshi Nakamoto, pseudónimo para referirse a una persona o un grupo de personas que crearon el Bitcoin. Supone una revolución en términos de pagos y transacciones de dinero. 

En su misma página web aseguran esto,  «Bitcoin usa tecnología peer-to-peer o entre pares para operar sin una autoridad central o bancos; la gestión de las transacciones y la emisión de bitcoins es llevada a cabo de forma colectiva por la red. Bitcoin es de código abierto; su diseño es público, nadie es dueño o controla Bitcoin y todo el mundo puede participar». afirma la organización.

Entendiendo las lógicas de transacción actuales, en ambos casos: papel moneda o dinero en cuentas bancarias. Los intermediarios de los movimientos y/o transacciones de las cuentas son los bancos y/o el Estado.

Bitcoin, en cambio,  busca romper con esa lógica y ofrece esta alternativa descentralizada. El fin de esta moneda digital es permitir: primero evitar los altos costos que los bancos realizan por las transacciones, sobre todo al comprar internacionalmente y segundo, evitar la tendencia de ciertos países a sobreimprimir papel moneda, que en dicho caso genera el fenómeno económico de inflación.

Esto permite afirmar que para la sociedad supone un «costo» depender económicamente de un Estado o banco. El Bitcoin es una alternativa para eliminar o reducir dicho costo.

Es necesario mencionar de todas formas que Bitcoin no es la única criptomoneda existente:

  • Ethereum.
  • Ripple XRP.
  • Litecoin. (Dogecoin)
  • NEO.
  • IOTA.

Son algunas de las otras monedas existentes.

¿Cómo funciona Bitcoin?

Como mencionamos anteriormente cualquier movimiento o transacción es regulada y mediada por un banco, el Estado por otro lado, vigila dicho movimiento o regula el flujo del papel moneda. El Bitcoin busca hacer una transacción directa, descentralizada y anónima. Y por lo tanto, no depende de un tercero para su gestión.

Suena muy bonito e ideal en teoría, lógicamente en la práctica esto se podría salir de control. Para ello Bitcoin, en su página web explica el funcionamiento real de la moneda virtual.

Básicamente se ocupa el método «peer to peer», del inglés «persona a persona», esto quiere decir, que cada persona lleva la cuenta de todas las otras personas que participen como comunidad en las transacciones de Bitcoin. 

Pongamos el caso de que «Carlos» quiere dar 1 bitcoin a «Juanita», este dirá, «daré un bitcoin a Juanita» todos la gente de la comunidad sabrá que Carlos dió ese bitcoin y se registrará la transacción realizada.

Este registro se lleva a cabo con el «Block chain» o cadena de bloques, que es una «cadena de contabilidad publica compartida».

Blockchain
Blockchain

«Todas las transacciones confirmadas se incluyen en la cadena de bloques. De esta manera los monederos Bitcoin pueden calcular su saldo gastable y las nuevas transacciones pueden ser verificadas, asegurando que el cobro se esta haciendo al que realiza el pago. La integridad y el orden cronológico de la cadena de bloques se hacen cumplir con criptografía.» afirma el sitio web.

Recordemos que son los computadores quienes finalmente llevan a cabo las transacciones, las cuales cumplen un complejo proceso matemático para verificar datos. La criptografía en este caso vendría a ser como las contraseñas:  un lenguaje de algoritmos y funciones matemáticas que buscan impedir la alteración de información.

Criptografía
Criptografía

Todo este tema resulta bastante engorroso a los ojos comunes y por esa razón dejamos un video que explica sencilla y gráficamente el funcionamiento de los Bitcoin:

El Salvador: primer país que legaliza el uso de la «criptomoneda»

 

El país centroamericano, en la mañana de este miércoles se convirtió en el primer país en aprobar el Bitcoin como moneda legal, sin embargo esto no estuvo exento de polémicas. Pues se obligaría a las empresas y comercios a aceptar Bitcoin como método de pago.

El principal miedo que causa es por la volatilidad de la moneda virtual, para ello de todas formas Nayib Bukele , Presidente de El Salvador aclara que «El uso del bitcoin no afectará la ley de integración monetaria que permite el uso del dólar «. Además aseguró que el dolár  será referencial al «Bitcoin»

El proyecto contempla que a 90 días después de publicada la norma, esta pueda circular legalmente como moneda virtual.

El cambio entre «Bitcoin» (BTC) y el dólar (USD) lo fijará el mercado libremente. Todo precio podrá y deberá ser expresado en «Bitcoin», además todas las contribuciones podrán ser pagadas en BTC.

El presidente salvadoreño, Bukele indicó como argumento a esta medida que «aproximadamente el 70% de la población no tiene acceso a servicios financieros tradicionales«. Esta medida, por tanto, sugiere una solución para la gente que no tiene acceso a cuentas bancarias, pueda acceder a servicios financieros.

Uno de los problemas que pueda presentar en la práctica este proyecto, es lo mencionado antes en la explicación de funcionamiento. El Bitcoin tiene un diseño que no es apropiado para funcionar como moneda de curso legal, problema que se podría manifestar a la hora de realizar pagos.

Recordemos que el Bitcoin es descentralizado y por lo tanto, al momento de querer agilizar estas «cadenas de bloques», es decir, la información que contiene los saldos gastables y sus registros de transacciones, se tendría que «saltar» dicha operación. Esto se realiza con el uso de red Lightning,  que acelera el proceso pero que supone problemas, como por ejemplo el fraude o ataques maliciosos. 

Todos quienes incursan en esta moneda, estarán expectantes al primer país que hace de esta moneda virtual una realidad.

¿Será un ejempo a seguir o un rotundo fracaso?