Sin duda, Millie Bobby Brown es una de las actrices más populares de su generación. La estrella de Stranger Things conquistó la industria con tan solo 12 años, cuando debutó en la popular serie de Netflix, que le valió nominaciones al Globo de Oro.

Sin embargo, la joven actriz mantiene su vida privada bastante alejada de los medios, incluyendo sus parejas románticas. Pero esto no evitó que causara revuelo cuando fue captada con su nueva pareja, Jake Bongiovi. Y es que el joven no es nadie menos que uno de los hijos del legendario músico Jon Bon Jovi. 

El nuevo amor de Millie Bobby Brown

Desde hace un tiempo, se rumoreó que Millie Bobby Brown había iniciado una relación con el joven hijo de Jon Bon Jovi. Sin embargo, tal como reporta Page Six, unas recientes fotos parecen confirmar la curiosa relación que llamó la atención en redes sociales, quienes viralizaron las imágenes.

En esta, se puede ver a Millie Bobby Brown y a Jake Bongiovi caminando de la mano por la ciudad de New York. El joven cargaba además con el tierno perrito de Millie, un poodle de nombre Winnie. Cabe señalar que anteriormente la actriz reveló la importancia de su mascota, pues le ayuda a calmar sus ataques de ansiedad.   

Millie Bobby Brown
Jake Bongiovi y Millie Bobby Brown

La también productora, de 17 años, y el hijo de Bon Jovi, de 19 años, no comentaron en torno a los rumores de su romance. Sin embargo, las fotos fueron suficiente para que se volvieron tendencia y los usuarios comentaran la curiosa relación que une a la estrella de Stranger Things con el legado de Bon Jovi.

Ambos están acostumbrados a la atención mediatica desde que son niños. Millie Bobby Brown lleva gran parte de su adolescencia frente a las cámaras, teniendo solo 12 años al debutar en la producción de Netflix. Por su parte, el hijo más joven de la familia Bon Jovi recibió atención de pequeño por la fama de su padre.

Además, Jake ha llamado la atención de los medios por su activismo a edad temprana. Con solo 17 años, fue uno de los jovenes que protestó frente a la nula respuesta del Gobierno para controlar las armas frente al aumento de tiroteos escolares.