El pasado domingo 20 de junio Foo Fighters, realizó un nuevo evento masivo en el Madison Square Garden en Nueva York. Jorge Toro, director de @tomaprocl, productora tras los tremendos conciertos de «La Renga» y «Damas Gratis», estuvo en el evento masivo para recabar información y reactivar los conciertos en Chile.

Jorge Toro en conversación con Un País Generoso, habló sobre las sensaciones que le dejó este evento y abrió la posibilidad de que este ejemplo se pudiese replicar en Chile. En palabras de Toro:

«Hacer un concierto hoy en Chile no va a ser más peligroso que subirse al metro, no va a ser más peligroso que ir a un restaurante, no va a ser más peligroso que ir al mall y no va a ser más peligroso que andar saliendo a la calle. Y eso hay que transmitirlo y hay que empezar a entenderlo.»

¿Cómo se vive la pandemia en Nueva York y el Madison Square?

Respecto al estado de Nueva York, Jorge Toro se refirió que si bien, todavía hay resguardo de mascarilla en lugares cerrados y transporte público, hay otros lugares en Estados Unidos donde «ya definitivamente están 3 años adelante en la historia». Asimismo aclaró que en Nueva York con el 70% de población vacunada «ya se está terminando todo para abrir ahora a principios de julio».

En tanto, en el caso del Madison Square Garden, el director de la productora, afirmó que «la expectativa era súper grande y en el show que se anunció con 10 o 12 días de anticipación, la gente agotó la entrada al minuto. Había una expectativa tremenda, se sentía en el aire ese ambiente de volver a vivir una fiesta de rock».

¿Cómo fue lo del aforo y las medidas sanitarias para el evento?

Jorge Toro enfatizó que la sala se vendió completa, lo cual correspondía a un poco más de 15 mil personas.  Respecto a las medidas comentó » No había ningún tipo de distanciamiento sino que cada cual ocupaba su asiento sin ningún problema».

Asimismo sostuvo respecto al uso de mascarilla » adentro del lugar la gente con mascarilla aparte de mi, deben haber habido unas 50 personas más, ahora con doble mascarilla como yo, estoy seguro que no había nadie más», afirmó Toro entre risas con Un País Generoso.

Consultado por si existía algún sistema sofisticado de ventilación o algo en particular que haya notado que fuera destacable en el evento respecto al contexto sanitario, Jorge Toro aseveró

«No, la verdad era lo mismo que siempre, era el mismo tipo de evento, la diferencia es que antes del control de ticket, había otro control donde se pedía mostrar el certificado de vacunación, era lo único. Y adentro un par de dispensadores de alcohol gel, nada más.»

¿Cuál es la sensación que deja este retorno a los eventos masivos?

Respecto a esto Jorge Toro se mostró esperanzado » hay esperanza, en el sentido de que, nosotros en Chile somos muy cuidadosos con  los protocolos que se aplican en general para ir abriendo todo, el chileno está usando mucha mascarilla, el chileno está respetando mucho el uso de mascarilla, acá solamente se exigió la vacunación y nada más para entrar al concierto».

Debido al permanente uso de mascarilla que existe en Chile, además del exitoso plan de vacunación, y de respetarse el distanciamiento,  Jorge Toro piensa que  «en Chile no va a haber problema, va a ser un espíritu súper colaborativo, y tanto las empresas productoras como los recintos, estamos súper capacitados para implementar esas medidas sin ningún tipo de problema».

Además agregó la importancia de haber recabado dicha información para trasladarla a Chile, «compartirlas con nuestros colegas, compartirlas con el medio, que llegué igual a los oídos de las autoridades sanitarias, para que se den cuenta que nosotros podemos trabajar de una manera, súper profesional y que se pueda abrir de manera futura.» sentenció Toro.

La industria artística fuertemente golpeada por la crisis sanitaria

En este punto, Jorge Toro, explicó el difícil panorama de las productoras, artistas y gente que trabaja y vive de esta industria  «hace más de 1 año y medio (la industria) quedo metida dentro de un armario al final del pasillo, nunca nadie más se acordó de que había una actividad que generaba trabajo para muchas personas».

Esto es claro, pues según las palabras de Toro no solamente trabaja gente para las productoras o los artistas, «hay una industria súper grande que gira en torno a los conciertos, hay muchas fuentes de trabajo formales y también informales que existen a partir de esto».

Asimismo, habló de la importancia que generan en cuanto a la salud mental de las personas y los beneficios que traen estos eventos en torno a eso «genera un nivel de alegría en la gente que es súper importante y colabora mucho en la sanidad mental de las personas. O sea yo no quería que el concierto terminara nunca más. La sensación de vivir eso es irrepetible, porque la música alegra el alma».

Sumado a esto hace hincapié en que ojalá con la información que recabó, «se puedan acelerar los procesos y abramos la posibilidad lo antes posible».

¿Será este el antecedente para la ansiada vuelta de los conciertos en Chile?

 

Escucha el programa completo aquí: