A los 76 años, Eric Clapton todavía quiere empeorar el mundo. El tres veces miembro del Salón de la Fama del Rock & Roll (que en 1976 le dijo a una audiencia en vivo que quiere «mantener a Gran Bretaña blanca») sigue difundiendo las teorías de la conspiración sobre el coronavirus.

Clapton aún no cansado de desinformar después de un año y medio, Clapton se sentó con algo llamado Oracle Films . Este equipo de cineastas vagamente definido promueve la libertad de expresión y el debate abierto, lo que significa que han producido un par de videos hablando sobre las cuarentenas. Además el cantante comentó sobre su distanciamiento con sus amistades.

Eric Clapton y una nueva entrevista en contra de las vacunas

La entrevista de 25 minutos de Clapton es un una oda a la desinformación y a la radicalización de algunas medidas. El cantante afirmó que los escépticos del encierro promovían la “protección focalizada”, una teoría ampliamente criticada que significaría encierros para los más vulnerables y libre y abierta para todos los demás.

A medida que la pandemia continuaba, Clapton se encontró frecuentando canales escépticos de COVID en la aplicación de chat encriptada Telegram. Aquí es donde encontró una comunidad más acogedora a su cosmovisión distorsionada y, a su vez, lo alejó de sus amigos y familiares.

Intentaba acercarme a otros músicos y, a veces, ya no tengo noticias de ellos”, comentó Clapton. “Mi teléfono no suena muy a menudo. Ya no recibo tantos mensajes de texto y correos electrónicos. Es bastante notable».

Eric Clapton Larry Busacca Getty Images Photo

Por su parte, Clapton, una vez más, cuenta su historia de vacunación, que dice lo dejó postrado en cama durante dos semanas. Agravada por sus condiciones médicas preexistentes, como enfisema y daño nervioso, la vacuna Astra-Zeneca (AZ), dice, le dio muchos de los síntomas bien informados, como escalofríos, fiebre y dolores. Pero además comentó otros síntomas menos observados.

«No hace falta decir que las reacciones fueron desastrosas, mis manos y pies estaban congelados, entumecidos o ardiendo. Prácticamente inútiles durante dos semanas, temí que nunca volvería a tocar. Sufro de neuropatía periférica y nunca debería haberme acercado a la aguja. Pero la propaganda decía que la vacuna era segura para todos», afirmó.

Malas decisiones

Eric Clapton ha pasado el ultimo tiempo siendo parte de los supuestos «guerreros de la libertad de expresión» anti-vacunas, anti-mascarillas y anti-cuarentenas. Si el músico se hubiera informado mejor probablemente podría haber aprendido por qué los síntomas eran tan intensos.

Eric Clapton

Los efectos secundarios son típicos de todas las vacunas; a veces, son más intensos que otros, especialmente para los ancianos y las personas con determinadas condiciones de salud. Para Astra-Zeneca, los efectos secundarios están bien documentados. En cambio, está usando la cantidad de notoriedad que le queda para difundir los temores sobre las vacunas para un virus que ya ha matado a 3.8 millones de personas .