Sin duda, William Shakespeare es uno de los escritores más reconocidos de la historia de la literatura. Por esto, su rostro es parte del conocimiento público de la cultura, pese a que solo fue retratado a través de pinturas. 

Cuando por primera vez se vio al esposo de la actriz Anne Hathaway, muchos lo encontraron bastante similar a la de el conocido autor. Y es que según señalaron los posteos virales, el hombre es igual al icónico escritor. Sin embargo, esta no sería la única coincidencia que uniría a estos dos íconos. 

Es una de las teorías conspirativas virales más populares de Internet. En esta, se asegura que William Shakespeare y su esposa, habrían reencarnado en el esposo de Anne Hathaway y en la misma actriz, respectivamente.

La teoría viral que une a William Shakespeare con Anne Hathaway

En 2008, Anne Hathaway comenzó una relación con el también actor Adam Shulman. Pese a mantener su relación en privado, la pareja anunció su compromiso en 2011 y comenzaron a aparecer juntos en las Alfombras Rojas. Fue en este momento donde los usuarios notaron una singular característica. 

Y es que Shulman asemeja bastante físicamente al dramaturgo William Shakespeare, al menos según cómo se le representó en las pinturas. Lo que comenzó como una curiosa similitud, rápidamente se convirtió en una conspiración para buscar más coincidencias.  

William Shakespeare
Adam Shulman y William Shakespeare

Por ejemplo, tanto Shulman como William Shakespeare nacieron en el mes de abril, pero con siglos de diferencia. Así mismo, comparten las últimas letras de su nombre y las primeras de su apellido. Sin embargo, lo que más llamó la atención, fue el dato de sus esposas.

Y es que Shakespeare también tuvo una reconocida esposa, cuyo nombre no era otro que Anne Hathaway. Esta coincidencia de nombres aumentó aun más la teoría de una reencarnación de la pareja, para continuar su amor en el presente.

Además, la teoría se hizo más fuerte cuando se conoció una de las frases que William Shakespeare le dedicó a su esposa. «Yo logré ser famoso en esta vida y tu lo serás en la próxima», le habría dicho el autor a su amada, algo que para algunos, se cumplió.