Noticias

¿La Sirenita era una historia homosexual? El origen del clásico cuento

El escritor de la historia original de La Sirenita, Hans Christian Andersen, se basó en sus propios sentimientos sobre un hombre.

La Sirenita
Disney

A lo largo de su historia, Disney tiene muchas películas icónicas. Sin embargo, pocas tienen tanto impacto como sus legendarias adaptaciones de cuentos sobre princesas. Así, se destacan célebres historias, como Blanca Nieva, Cenicienta, Bella Durmiente, La Sirenita, entre otras.

Pero los relatos que entrega Disney son solo una de las formas de ver estas historias. Y es que los cuentos originales no siempre contaban la misma historia que se vio en la gran pantalla. Ese es el caso de La Sirenita, cuya inspiración era bastante distinta a la trama que se conoció.

¿La inspiración original de La Sirenita?

La película es una de las más icónicas cintas de princesas, gracias a sus personajes, trama, animación y pegajosas canciones. En el filme, se sigue la historia de Ariel, una sirena rebelde, hija del Rey Tritón, quien sueña con conocer el mundo más allá del mar.

En una de sus excursiones a la superficie, conoce a Eric, un humano del que se enamora completamente. Por esto, decide hacer todo lo necesario para llegar cerca de él, incluso si eso significa sacrificar su voz a cambio de un par de piernas. 

Esa es la historia clásica y más conocida de La Sirenita. Sin embargo, no es realmente como su escritor, Hans Christian Andersen, la ideó originalmente. El autor escribió el cuento de hadas original en 1837 y tenía un relato mucho más trágico, incluyendo la muerte de la protagonista tras no lograr conquistar a su amado.

Pero esta historia trágica y fantástica estaría basada en una experiencia bastante real y humana del autor. Y es que, como revelaron múltiples biógrafos del autor, La Sirenita es una metáfora de los sentimiento de este por otro hombre, Edvard Collin. 

Andersen se había enamorado perdidamente de este hombre, siendo incapaz de entender sus sentimientos por otro hombre, algo que le habría costado caro en la época. Por esto, el autor deseaba incesablemente el ser una 'niña' para poder estar con su amado en una forma que la sociedad lo aceptara.

Así lo revelan las cartas que se filtraron sobre su amor secreto. "Mis sentimientos por ti son los de una mujer. La feminidad de mi naturaleza y nuestra amistad deben seguir siendo un secreto", señala uno de los reveladores escritos del autor de La Sirenita.

Sin embargo, su amor no era recíproco. Collin, como explicó en sus libro de memorias, no era un hombre homosexual y solo veía a Andersen como un cercano amigo. "Fui incapaz de responder a su amor y eso le causó mucho sufrimiento", escribió.

Es esta decepción amorosa lo que lo llevó a escribir La Sirenita, donde el ser 'humano' representaba su deseo de poder estar con un hombre sin los prejuicios de la sociedad. Además, el rechazo de Collin se ve reflejado en el final original de la historia.