Sin duda, para nadie ha sido fácil de privarnos de hacer los pasatiempos favoritos que teníamos antes de la pandemia por el COVID-19. Se ha tenido que dejar de ir a fiestas, asistir a espectáculos, juntarse con los amigos, visitar a familiares, entre otras cosas. En este caso, hubo un pastor que finge ser atropellado para sensibilizar a las autoridades que estaban fiscalizando un culto clandestino.

Al parecer aún hay personas que no entienden la importancia de respetar las medidas sanitarias, respetar los aforos permitidos de cada lugar, y respetar el toque de queda.

¿Qué fue lo que pasó en la Región del BioBío?

En la comuna de Los Ángeles, Región del BioBío, ocurrió un insólito hecho, donde personal del Ejército y asistentes de un culto religioso clandestino se enfrentaron en una pelea. Esto se supo por dos videos que comenzaron a viralizarse en redes sociales, donde hasta el pastor del encuentro fingió un atropello.

Según la información que se recaba, esta ceremonia se estaba realizando en dos domicilios, transgrediendo las normas sanitarias para prevenir contagios. Por ello, la seremi de Salud y personal militar fueron al lugar para realizar una fiscalización.

Cuando llegaron, algunos asistentes comenzaron a huir y otros empezaron a discutir violentamente con militares.

Pastor finge ser atropellado

Cuando todos comenzaron a huir, el que sería el pastor del culto religioso, en medio de todo el bochorno, fingió que lo atropellaron una de las camionetas de funcionarios de salud. Incluso se puso él mismo bajo el vehículo y comenzó a colgarse del parachoques.

Luego de eso, su acompañante enfrenta al conductor de la camioneta para enfrentarlo por el falso atropello y luego encara al militar para golpearlo. Luego de eso, el pastor se pone de pie y se suma a la pelea, derribando al funcionario para golpearlo y darle patadas.

Ante los hechos, Carabineros recibió una denuncia por esta violenta pelea y llegó al lugar. Allí, se detuvo a los dos hombres por no respetar las medidas sanitarias y provocarle lesiones leves a los militares.