Más de alguna persona se ha hecho algún tatuaje que les trae algún mal recuerdo o que no ha quedado como ellos quieren. Aunque en las distintas cuentas de Instagram que hay podemos sorprendernos con todo lo que vemos, e incluso ver sorprendentes diseños de este tipo de grabado, la popularidad o el dinero no asegura que siempre queden bien.

Lo que le sucedió al influencer colombiano “La Liendra” fue una graciosa situación. Decidió tatuarse un código QR que supuestamente lo dirige a su cuenta de Instagram, sin embargo cuando fue a casa de un amigo, ¡Se dio cuenta de que este no servía!

¿Cómo se dio cuenta de este absurdo tatuaje para su Instagram?

Inicialmente, el pasado 14 de febrero “La Liendra” subió a su perfil un video en el que además de revelar otros tatuajes que se había hecho, mostró que el código que se hizo en la parte de atrás de su cuello podía ser perfectamente leído por la cámara de cualquier celular, dirigiéndose a su cuenta de más de 5 millones de seguidores que lo ascendió a la fama durante los últimos años. Su novia lo escaneó y todo bien.

https://www.instagram.com/reel/CLSryulJJju/?utm_source=ig_embed

Pero al parecer nunca lo había probado con otro de sus amigos. Hace poco el influencer confesó en otro video, junto al doctor Carlos Ramos —conocido por ser el “médico de los famosos» en el país —, que en realidad el tatuaje que deriva a su cuenta de Instagram no sirve.

“Me salió ‘fake’, porque no me abre”, lamentó.

Rápidamente surgieron las reacciones de los internautas. Algunos se preguntaron por qué ahora decía que no funcionaba si ya había mostrado anteriormente en su cuenta de Instagram que funcionaba.

Por otro lado, seguidores suyos comenzaron a criticar a la persona que se lo hizo. “Dañarse la piel y botar la plata en semejante tatuador tan malo”, escribió uno de sus seguidores.

Por otro lado, se viralizaron muchos memes burlándose de su innecesario tatuaje:

Al parecer, para el influencer todo quedó como una anécdota. Él había ido al consultorio de su amigo para visitarlo y pedirle que le prestara su auto marca Porshe, y luego de mostrar el defectuoso tatuaje, siguieron subiendo contenido en Instagram como si nada hubiese pasado. Por el momento, “La Liendra” aun no ha dicho si es que se borrará el grabado o si simplemente lo dejará en su piel.

Esta no es la primera vez que el conocido influencer colombiano da de qué hablar, pues hace dos semanas tuvo que asistir a una audiencia en el juzgado. En 2020 habría calumniado a un taxista llamado Edilberto Castaño, publicando en sus historias de Instagram que el conductor quería asaltarlo durante un viaje.