“La Naranja Mecánica” (1971) de Stanley Kubrick cumple 50 años. Es la película más controvertida del cineasta, que anteriormente ya nos había dejado “2001 odisea en el espacio” (1968), y que con su versión de Alex de Large logró un guión nunca antes visto para la novela de Anthony Burgess. 

Pero antes de Kubrick, Andy Warhol también hizo su propia versión de “La Naranja Mecánica”. Consistió en una película de 70 minutos, llamada “Vinyl”, en un escalofriante lenguaje en blanco y negro explorado por el rey del Pop Art.

Y es que durante la década de los 70, Warhol exploró su faceta como cineasta. De hecho, de acuerdo a Moreliafilmfest, llegó a filmar más de 140 películas entre trabajos experimentales, documentales y ensayos fílmicos considerados cinema verité.

En el caso de “Vinyl”, la cinta se grabó seis años antes que la versión de Kubrick y el personaje principal es un DJ, llamado Víctor, interpretado por Gerard Malanga.

“Nowhere to run” de Martha and the Vandellas

En “Vinyl”, Víctor pasa su tiempo levantando pesas, bailando y torturando a la gente. Sin embargo, tendrá que tomar una decisión después de encontrarse con la policía: o se va a la cárcel o se somete a un cambio de comportamiento con tratamientos más que experimentales.

Antes de esto, una canción del trío femenino Martha and the Vandellas se roba las miradas de la cámara estática. Con “Nowhere to run”, Víctor desata todo su ser: un hombre rebelde que no es capaz de encontrarse en esa ciudad y que no está de acuerdo con la ley ni con la policía. 

El problema es que a Víctor lo tendrán que “reeducar”, y no será según la visión formal que uno puede tener de una fuerza policial. Será todo lo contrario, según la homoerótica del sadomasoquismo.

Andy Warhol vinyl pelicula

De esta manera, en 70 minutos la transformación de Víctor pasará por todos los estados y todo grabado en una toma sin cortes, con una cámara estática y un mismo sitio.

Aunque en ninguna medida puede ser más alabada que la versión de Kubrick, “La Naranja Mecánica” de Andy Warhol sí llamó la atención por su uso del color, de cámara y también por poner personajes tan bizarros como la figura Edie Sedgwick, una de sus principales amigas y musas, en la esquina derecha del encuadre.

La versión de “La Naranaja Mecánica” del creador de retratos de Marilyn Monroe, Elvis Presley, Diana Ross y la famosa carátula del disco de The Velvet Underground, merece al menos ser conocida.