Cuando comenzó la pandemia el panorama mundial cambió en todos los ámbitos. Tuvimos que acostumbrarnos a trabajar desde casa, a convivir más con nuestros seres queridos, a cuidarnos de un peligroso virus y a aprender desde el hogar.

Por esta razón, es que las ciudades, barrios y países enteros tuvieron que adecuarse al contexto sanitario y comenzar a realizar las actividades de una manera que permitiera que el cuidado y distanciamiento social.

Un caso muy valiente fue el de Valeria Torres en Venezuela. Esta chica de 16 años tuvo que empezar a dar clases en su barrio luego de que los niños y niñas quedaran sin escuela debido al coronavirus.

Valeria Torres comenzó haciendo clases a su familia y luego muchos niños y niñas empezaron a asistir a sus clases:

«Mis primos no entendían (sus tareas) y necesitaban ayuda. Como estaba a mi alcance ayudarlos, yo los ayudaba, y luego fueron llegando más niños que no eran mi familia», fue la declaración que hizo a BBC.

Directamente desde su casa Torres espera a los alumnos y alumnas que vienen en busca de aprender algo nuevo. Improvisó una sala de clases en su hogar en Maracay, una ciudad del centro de Venezuela.

escuela
BBC

La  pequeña pero acogedora casa en donde hace las clases también es el hogar de su mamá, hermano y cinco personas más. Por esta razón, es que la cantidad de estudiantes que llegan es determinante para la realización de las jornadas de estudios, que han llegado a ser incluso hasta 10.

De vuelta a la escuela con la maestra salvadora

Valeria Torres ha sido una gran ayuda para los niños y niñas de las zona, quienes aseguran que ella ha sido fundamental para su aprendizaje. «Mi maestra no me da clases, solo me envía la tarea por WhatsApp», mencionaron algunos de sus alumnos, que optaron y prefirieron acudir a las clases de Valeria para no perder el año.

Por otro lado, para poder dar las clases solo cuenta con el internet de su celular, ya que en su casa no hay red fija. Valeria lo recarga con un dólar y aprovecha al máximo esta carga para poder ayudar a sus estudiantes. 

Recordemos que muchos colegios y escuelas tuvieron que cerrar sus puertas ante la llegada de la pandemia, por lo que los estudiantes quedaron a la deriva sin estar aprendiendo lo necesario de acuerdo a sus edades.

escuela