Continúa la incesante búsqueda de Tomás Bravo, niño de tan solo seis alos cuyo caso de desaparición se volvió de interés nacional. Sin embargo, a casi una semana del primer dia de búsqueda, aun se desconoce su paradero.

Ahora, se anunció que la fiscalía revisará los teléfonos de los familiares del niño, tanto de sus padres como de su tío abuelo, última persona que lo vio.

Esta decisión se toma luego de que la fiscal Carolina Molina hiciera la solicitud al Juzgado de Garantía de Arauco. Así, se podrá acceder al registro de llamadas telefónicas a los familiares directos en el Caso Tomás.

Sin embargo, no solo se pedirá el registro de llamadas. La fiscalía también solicitó el acceso a aplicaciones de mensajería y georreferenciación, pero rastrear la ubicación y hora de los momentos claves en el caso.

Y es que actualmente la fiscalía maneja más de una hipótesis en torno al caso de Tomás. Una de estas refiere a la presunta desgracia en manos de terceros, por lo que se considera el núcleo familiar como parte fundamental de la investigación. Pero se aclaró que no están en calidad de imputados.

¿Que teorías se tienen en torno al Caso Tomás?

En la incesante búsqueda de Tomás, la fiscalía baraja tres hipótesis para poder explicar el caso. La primera, la ya mencionada presunta desgracia a manos de terceros.

Las otras dos teorías responden a un accidenre que se pudo haber generado de manera fortuita o un accidente que se pudo ocasionar en los terrenos cercanos al último lugar donde se le vio.

Por ahora, no descartan ninguna de estas ni nueva información que se pueda presentar. Además, se señaló que no se trabaja con una fecha límite para terminar la búsqueda. Así, en los últimos días se comenzó a trabajar desde cielo y publicando las imágenes captadas en alta definición.