Durante la tarde de este martes, se confirmó un nuevo caso de la cepa británica en Chile. La Seremi de Salud del Maule, Marlenne Durán, lo anunció. Así, los casos totales de este nueva variante en el país, llegan a los cuatro en total. 

A finales de diciembre, se detectó el primer caso de la cepa británica en Chile. El Minsal anunció que una chilena que viajó a Dubaí y Londrés, regresó al país contagiada con esta variante. El pasado sábado, se anunció la detección de otros dos casos y que se esperaba la confirmación de otros más.

«Nos quedaban dos exámenes pendientes y uno de ellos nos llegó el resultado, que también se confirma que pertenece a la nueva cepa», señaló la Seremi. Añadió además, que los «hasta el momento tenemos cuatro casos acá en la Región del Maule».

Señaló sobre los contactos cercanos, que estos dieron negativo al PCR. Esto, gracias a un «aislamiento oportuno» y una trazabilidad correcta desde el reporte. Por otro lado, entregó un mensaje de tranquilidad al momento de enfrentar esta nueva cepa. 

«A pesar de tener tres casos con la nueva cepa, se pudo controlar de manera bastante eficiente con todas las medidas que se tomaron y no existe riesgo de que se haya propagado a otras personas», señaló Durán. Finalmente, comentó que quienes dieron positivos, presentan síntomas leves como dolor de cabeza y garganta.

Cabe recordar, que desde el Minsal se anunció un nuevo protocolo de llegada al país. Esto, incluirá tanto a los chilenos como a los extranjeros residentes en el país. Actualmente, cada persona que busque entrar a Chile, deberá tener un test negativo de un máximo de 72 horas y tendrá un seguimiento por 10 días. 

Así mismo, se señalaron multas a quienes no cumplan los requisitos. Esto incluye un pago de un monto cercano a los 3 millones y una cuarentena obligatoria en una residencia sanitaria.