Un balance realizado por la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset) deja entrever que las muertes de ciclistas y motociclistas siguen siendo altas. Esto aún cuando el año pasado hubo 63 mil accidentes de tránsito, 22 mil menos que en 2019.

Si bien las cifras bajaron no se puede dejar de lado que los accidentes siguen siendo muchos. Esta baja se puede deber a que el tránsito, debido a la pandemia, no fue tanto como los otros años. Las cuarentenas y restricciones sanitarias hicieron que las personas no salieran tanto de sus casas.

Aún así, la cifra de ciclistas y motoristas muertos aumentó considerablemente. Se cree que los accidentes siguieron siendo muchos debido al aumento de deliverys y a la pocas medidas de seguridad que hay al respecto. 

El año pasado la cifra de ciclistas y motociclistas muertos fue de 314, convirtiéndose en la mayor dentro de los últimos diez años. Dentro de esta suma, 207 corresponden a ciclistas y 107 a motoristas.

Según Meganoticias, la secretaria ejecutiva de la Conaset, Joahnna Vollrath, afirmó que estas razones se deben “al exceso de velocidad, y aunque el límite se redujo a 50 km/h hace dos años, hay conductores que aún no la respetan”.

MEDIDAS QUE AYUDARÍAN

Por otra parte, según este mismo medio, la presidenta de Fundación Emilia, Carolina Figueroa, afirmó «El poco control de la velocidad lleva a la alta tasa de accidentabilidad. Es urgente la aprobación de la ley que crea el Centro Automatizado de Tratamiento de Infracciones, lo que permitirá implementar una red de medición de velocidad y se cursarán infracciones a quienes no cumplan».

Se espera que este año existan más prevenciones que aseguren a los motociclistas y ciclistas que pueden estar seguros en las calles de la ciudad. Algunas de las medidas que se supone que se realizaran durante este último tiempo son la implementación de ciclovías “temporales” y un test certificado que permita la obtención de licencia de motos.