A través de cámaras infrarrojas se ha avistado la extraña especie de monos de color dorado en los terrenos de Niubeiliang, al noroeste de China. La reserva está ubicada en la provincia de Shaanxi y se detectó al animal en dos lugares a altitudes de 1489 y 1707 metros.

Esta especie ha llamado históricamente la atención debido a su nariz chata, al color dorado del pelaje y azulado de su rostro. Su tamaño puede variar entre los 70 y 60 centímetros y no había sido visto en aquella reserva. 

Aunque en la zona de la cabeza, los hombros, espalda y cola, esta criatura tiene pelos negros, el cuerpo está cubierto en su mayoría de pelos dorados que le dan un tono brillante.

Se dice que la dieta de los monos dorados de nariz chata son las hojas de los árboles que le sirven de hogar, así como de frutas y brotes de bambú. Sin embargo, cuando llega el invierno y su alimento escasea, acuden a la corteza de plantas.

El pelaje en el pasado del mono dorado

Un dato que llama la atención es que en el pasado se consideraba que la piel de los monos dorados era una buena protección contra las enfermedades reumáticas y ha sido reconocido como uno de los primates más raros del mundo, cuya exclusividad y belleza obliga a que se tengan que cuidar en mayor medida.

Te puede interesar: ¿Qué son los geckos y por qué se les considera una especie invasora? 

Esto porque el planeta está cada vez más amenazado por la deforestación del hombre. De hecho, esta especie nativa está incluida en la lista de máxima protección en China.