Un fallo bastante sorprendente fue el que se dio a conocer hace pocos días en México y tiene relación con la industria del queso y el yogurt. La Secretaría de Economía (SE) de ese país, con la asistencia de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), ordenó la prohibición inmediata de la venta de 18 marcas quesos y 2 de yogurt por «publicidad engañosa».

La entidad reguladora tomó la medida luego de comprobar que diversos productos denominados como “queso” y “yogurt natural” no cumplen con lo establecido en las Normas Oficiales Mexicanas, por lo que pueden inducir al engaño de los consumidores.

quesos prohibidos mexico

Junto con la prohibición de venta, el organismo también informó que se impondrán multas a los infractores, de acuerdo a lo «establecido en la Ley de Infraestructura de la Calidad”.

Cuáles son las marcas de queso y yogurt prohibidas en México

En el caso de los quesos, las marcas que fueron prohibidas en México son Fud, Nochebuena, Premier Plus Cuadritos, Zwan, Caperucita, Burr, Precissimo, Frankly, Selecto Brand, Galbani, Lala, El Parral, Portales, Walter, Sargento, Cremería Covadonga, Aurrera y Philadelphia.

Entre los incumplimientos detectados se encuentra:

-Utilizar la leyenda “100% leche”, sin serlo, ya que adicionan grasa vegetal para sustituir la leche.
-Los productos se venden a un menor gramaje que el declarado en la etiqueta como “Contenido Neto”.
-Las etiquetas no informan en la superficie principal de exhibición el porcentaje de uso de caseinatos para la elaboración del queso.

En tanto, para el caso de los productos ofrecidos como “yogurt natural”, las marcas vetadas son Danone Bene Gastro y Danone Natural.

quesos prohibidos mexico

En ellos, los incumplimientos detectados fueron la adición de azúcares y el incumplimiento con el contenido mínimo de leche.

Noticias como estas no están ocurriendo solo en México. Hace pocas semanas, la justicia irlandesa decretó que el pan de una conocida cadena de comida rápida no podía considerarse como tal, debido al exceso de azúcar de su receta. El fallo impidió que la empresa pudiera recibir un subsidio por alimentos básicos.