Muchos pensarán que el éxito del Bayern Munich  ante la final  de la Champions League se debe al desempeño de sus jugadores y al entrenador Hans-Dieter Flick. Sin embargo, todo esto pasa por la gran gestión de Kathleen Krüger, una poderosa mujer que maneja a la perfección los hilos del equipo.

La vida de Kathleen Krüger en el Bayern

La alemana de 35 años, es una ex futbolista que lleva casi diez años como Team Manager en el club deportivo y tiene un sin fin de tareas. Cuando hay un partido, la deportista coordina el arribo de los jugadores, el reparto oficial de prensa, lugares de entrenamientos, entre otros.

Pero la vida de Kathleen Krüger  en el Bayern Munich no empieza hace 10 años, sino que mucho antes. Cuando era pequeña, la ahora manager iba junto a hermano y padre a ver los partidos del equipo. En ese tiempo, la alemana también jugaba fútbol.

Así comenzó a ser fan del equipo y en 2003 ingresó al conjunto femenino del Bayern con 18 años. Tras un año de estar en la reserva, dio el salto al primer equipo y estuvo allí hasta los 24 años, ya que decidió retirarse:

 “Hacía un gran esfuerzo y ganaba muy poco dinero. Mis compañeras y yo trabajábamos o estudiábamos al mismo tiempo que jugábamos”, contó.

Kathleen Krüger

Pero lejos de abandonar sus sueños por el fútbol, Kathleen Krüger empezó a estudiar Managment Internacional y, al mismo tiempo, comenzó a colaborar para el equipo femenino del club.  Más tarde aplicó para el puesto de asistente del recién asumido Chrstian Nerlinger como director deportivo y tres meses después obtuvo el trabajo.

“Siempre quise trabajar en el mundo del deporte, pero era realista: sabía que este club es muy atractivo y que hay pocos trabajos para muchos candidatos. Así que poder trabajar en mi deporte y en mi club es como sacarse la lotería”, sostuvo Kathleen Krüger.

En 2012 la ex futbolista dejó su puesto de asistente y fue ascendida a su puesto actual de Team Manager.

Todos aquí tenemos el mismo objetivo: ser profesionales y exitosos”, repite la ex futbolista cada vez que le preguntan cómo es ser una mujer trabajando con un equipo de hombres.

Kathleen Krüger