Una investigación realizada por científicos de la Universidad de Northwest, en Estados Unidos, publicada en la revista ACS Nano, concluye cuál es el punto de entrada del SARS-CoV-2 a las células humanas. En base a eso, sugieren esperanzador método preventivo.

Te puede interesar: Avifavir: medicamento ruso contra el Covid-19 recibe autorización para ingresar a Chile

El hallazgo tiene que ver con la famosa proteína S o proteína de la espícula, que es la gran molécula a través de la cual el SARS-CoV-2 reconoce a las células humanas y se adentra en ellas, según consigna ABC.

¿Qué significa esto? Que los investigadores encontraron el punto exacto en el que la molécula del virus se une a las proteínas humanas y cómo es que esta unión se lleva a cargo. Lo anterior, llevó a que los científicos crear una molécula que inhibiera la unión del SARS-CoV-2 a las células humanas, capaz de bloquear la habilidad del virus. 

«Nuestro trabajo indica que bloquear este sitio puede ser un tratamiento profiláctico viable que disminuya la habilidad del virus para infectar a humanos», explicó en un comunicado Monica Olvera de la Cruz, directora de la investigación. «Además, nuestros resultados explican estudios sobre las mutaciones de la proteína que afectaban a la transmisibilidad del virus».

Tal como ha explicado Olvera Cruz, lo que el virus hace es adherirse a una enzima, de nombre furina, muy abundante en los pulmones, «lo que sugiere que el sitio de escisión es crucial para la entrada del virus en las células humanas».

El paso a seguir por los científicos de la Universidad de Northwest es encontrar químicos y farmacólogos que sean capaces de funcionar como un nuevo tratamiento para que el virus no sea capaz de adherirse a un receptor humano.