“Perseverance” es el nombre del rover (vehículo de exploración espacial) que el jueves 30 de julio comenzó su viaje estelar para llegar a Marte, como una nueva misión de la NASA, bautizada bajo el nombre Mars 2020.

El objetivo de la creación y viaje de la máquina es buscar evidencia astrobiológica de la antigua vida microbiana en el Planeta Rojo, además de recolectar muestras de roca y tierra para un posible regreso a la Tierra.

Te puede interesar: Lo que tienes que saber de ITER, el reactor termonuclear que comenzó su ensamblaje en Francia

rover perseverance

El explorador de seis ruedas impulsado por plutonio perforará el suelo marciano y recolectará pequeñas muestras que llegarán a la Tierra aproximadamente en 2031, en una especie de carrera de relevos interplanetarios que involucra a muchos países y sus respectivas naves espaciales.

“Hay una razón por la que llamamos Perseverance (Perseverancia) a la sonda. Y es porque ir a Marte es difícil», dijo el administrador de la NASA Jim Bridenstine justo antes del despegue.“Siempre es difícil. Nunca ha sido fácil. En este caso, es más difícil que nunca porque lo estamos haciendo en medio de una pandemia”, agregó.

El vehículo de la agencia espacial estadounidense salió al espacio desde Cabo Cañaveral, en Florida, en un cohete Atlas V.

Con esto, Estados Unidos se suma a China y Emiratos Árabes que también han lanzado sus misiones de exploración a Marte. Lo interesante es que todos los lanzamientos han ocurrido dentro del mismo mes: Emiratos Árabes lanzó su primera sonda espacial a Marte el 19 de julio, mientras que China envió el cohete Long March-1 al mismo planeta para orbitar Marte, enviar una nave a su superficie y explorarla con un vehículo robot.