Un pequeño cachorro de oso, que nadaba con un jarrón de plástico atascado en su cabeza, fue ayudado por una familia en Wisconsin, Estados Unidos.

Tricia Hurt y su familia fueron quienes avistaron con el cachorro mientras recorrían el lago Marshmiller. El pequeño luchaba por nadar ya que no podía moverse ni respirar bien debido al bidón que tenía atascado firmemente a su cabeza.

Te puede interesar: “La Blanca se está quemando”: Los memes y reacciones del viral

La familia Hurt decidió echar una mano al oso y el resultado de su operación de rescate fue todo un éxito, ya que pudieron sacar el bidón y el cachorro pudo continuar con su viaje. 

Según Insider, Tricia Hurt y su familia estaban pescando en el lago Marshmiller en Wisconsin, cuando vieron al pequeño oso luchando por nadar. La familia inicialmente pensó que era un perro, hasta que la madre de la familia, de 52 años, se dio cuenta de que era algo completamente diferente.

«Nos acercamos y dije: ‘Sí, ese es un oso que tiene hambre y tiene la cabeza atrapada en un cubo'», explicó Tricia Hurt al Milwaukee Journal Sentinel.

El oso negro estaba luchando por respirar con el frasco pegado en la cabeza, por lo que la familia Hurt comenzó una misión para rescatarlo. Mientras un hijo maniobraba el bote para acercarse al cachorro, el esposo de Tricia se inclinó sobre el borde para agarrar el contenedor y logró sacarlo después de varios intentos.

El video de toda esta hazaña se publicó en Facebook. Míralo a continuación: