¿Cómo funcionarán los restaurantes y pubes una vez que vuelvan a abrir sus puertas? La pregunta tuvo una respuesta hace algunas semanas, cuando el Ministerio de Economía entregó el Protocolo de Manejo y Prevención para restaurantes, cafés y locales similares. 

Ahí se explicaba que, por ejemplo, se deberá medir la temperatura y desinfectar manos de clientes con alcohol o alcohol gel al ingreso de los locales, además de Limpiar permanentemente todos los espacios y superficies, junto con otras medidas que puedes revisar aquí.

Pero a lo anterior, esta semana también se sumó una lista de posibles alimentos que puedan no volver tan pronto a los menús de los restaurantes.

adios menus restaurantes

Aa sí lo explicó a Publimetro el profesor de Ingeniería Química y Bioprocesos de la Universidad Católica (UC), Franco Pedreschi, quien adelantó que algunos elementos y alimentos compartidos no podrán continuar en los restaurantes por posibilidad de contagio. 

«Los establecimientos deberán poner fin a los menús impresos y reemplazarlos por cartas digitales, aprovechando las tecnologías y los programas móviles que existen hoy para ordenar comidas. Esta exigencia ya está dentro del protocolo de las autoridades», señaló Pedreschi añadiendo a la medida servilleteros, saleros, aliños y las paneras de uso compartido.

Te puede interesar: ¿Cómo funcionarán restaurantes, cafés y similares durante la pandemia?

Además, el facultativo recomendó que «las preparaciones que se ofrecían en las cartas, como los tradicionales picoteos o tablas compartidas, igualmente desaparecerán a futuro de los locales gastronómicos».

De hecho, el protocolo estipulado por el Ministerio de Economía estipula la eliminación de ese tipo de preparaciones en donde también se encuentran alimentos tipo pebre, pan, sopaipillas y mantequilla.

¿Qué pasa con los locales tipo buffet? Pues de acuerdo a las medidas anunciadas, se deberán habilitar barreras físicas para proteger los alimentos, como láminas de plástico verticales, y disponer de colaboradores para entregar comida a los clientes, evitando el autoservicio.