Cosas insólitas pueden pasar y esta. Resulta que tras varias semanas de búsqueda, la Guardia Civil de España al fin dio con el paradero de un hombre de 36 años que abandonó a su hijo en la mitad de una carretera para evitar ser registrado durante un control policial.

El suceso ocurrió durante marzo, el 19 de marzo para ser exactos, cerca de la ciudad de Granada, en España, cuando una patrulla señaló al conductor del vehículo para detuviese su vehículo a un costado. No obstante, el conductor, en vez de parar, aceleró y casi atropelló a uno de los agentes con tal de evitar el control.

Tal y como reporta La Vanguardia, la policía sale persiguiéndolo y comienza una persecución que termina después de que el hombre detuviera el auto, bajara a su hijo mejor de edad, y se diera a la fuga en el mismo auto.

El hecho de abandonar a su hijo en la carretera hizo que los agentes se detuvieran para asistir al menor para asistirle y que el conductor escapara.

Semanas después, la policía logró dar con el paradero del conductor que se dio a la fuga, trascendiendo que el hombre de 36 había huido no solo por haber violado el confinamiento obligatorio en España, sino también por no tener permiso de conducir porque nunca ha obtenido la licencia.

Ahora el hombre está detenido, formalizado por los cargos de delitos contra la seguridad vial, conducción de manera temeraria, falta de licencia de conducir, desobediencia a agente de la autoridad y abandono de menores.

Te puede interesar: Fanáticos de Star Wars: ¡Lego lanza edición limitada de cascos!