Una ordenanza municipal de Providencia está causando polémica. La medida busca aplicar multas a los vecinos que realicen lavados en la calle, ya sea por regar o limpiar. Entre los argumentos bajo los que se aprobó esto están crisis hídrica, cambio climático y, con ello, la importancia de racionalizar el consumo del agua.

El documento oficial que presenta la ordenanza municipal especifica los parámetros de la medida. Dichos espacios corresponden a la acera, entrada de vehículos, áreas de estacionamientos, canchas, patios y otras superficies impermeables, “en el bien del espacio público”.

Claro que también habrá excepciones, como las labores de aseo y ornato en las que se utilice agua, lo que deberá ser supervisado por la municipalidad y en horario nocturno, es decir, de 20:00 a 08:00. Tampoco se aplica en casos de emergencia como incendios.

Según la nueva ordenanza municipal, entre las 8:00 y las 20:00 no se podrá regar áreas verdes ni árboles que estén en el espacio público, salvo los sistemas de riego municipal y de plantaciones que requieran de riego constante.

Las multas por el incumplimiento de esta normativa pueden llegar hasta las 5 UTM, que equivale a más de $248 mil.

Paulina Lobos, alcaldesa subrogante de Providencia, señaló a LUN que la idea de la ordenanza es que “nuestros vecinos puedan cambiar sus conductas en torno al riego”.

“Como municipalidad queremos educar a nuestros vecinos y explicarles que, salvo en situaciones de salubridad, no es necesario regar para limpiar las veredas o las entradas de auto. Sólo con barrer periódicamente, sin levantar polvo, se puede generar un aseo correcto”, indicó Lobos.

Te puede interesar: U2 y su primera vez en Chile: Recuerdos de un debut intenso