Por esta razón es que Scorsese está desesperanzado con su trabajo. «No sé cuantas películas más podré hacer«, dijo a The Guardian. Y es que la última cinta del director fue la perdedora de la noche en los Oscar 2020, incluso Joker, que tenía once nominaciones, se llevó dos Oscar.

Te puede interesar: Premios Oscar 2020: Parasite arrasa al ganar en 4 categorías

Debido a esta decepción es que el director se planteó la idea de dejar de hacer películas, por lo que The Irishman es posiblemente su último filme.  “No sé cuántas más podré hacer, así que quizá ésta es la última película que haré”, señaló. Pero lo Oscar no fue la única premiación que ignoró a la creación de Martin Scorsese. En los premios BAFTA, SAG, Globos de Oro y Critics’ Choice Award la cinta también paso desapercibida, sin embargo en los últimos recibió el premio al mejor reparto actoral.

Con esta temporada de premiaciones, Martin Scorsese rompió su record de fracasos. Algo similar le ocurrió en 2002 con Gangs of New York que fue nominada a diez Oscar, sin llevarse ninguno.

Siguiendo sus declaraciones de hace algunos meses cuando dijo que las películas de Marvel no eran cine, ahora Scorsese dice que le “parece bien si quieres ver estas películas (de superhéroes). Mi problema es que no hay espacio para otro tipo de obras«. A lo que agregó que “en salas con doce pantallas, once están ocupadas por películas con superhéroes. Está bien si te gustan los superhéroes, pero, ¿de verdad necesitas once salas?».

«Es imposible para películas como ‘Lady Bird’, que no necesita ser muy comercial pero es modesta y genuina, y termina encontrando un gran público. Que una película sea comercial no significa que no pueda ser arte«, finalizó Scorsese.

Te puede interesar: Coronavirus: Así es la campaña de prevención que hizo el gobierno Chino