El coronavirus ha provocado problemas de salud, sin duda. Pero lamentablemente sus daños han traspasado también las relaciones de los humanos con sus mascotas. Debido al miedo que provoca la letal enfermedad, muchas personas han escapado de la ciudad de Wuhan, dejando atrás a sus animalitos.

Más de 5 millones de personas pudieron escapar de Wuhan antes de que fuera puesta en cuarentena por el coronavirus. Sin embargo, muchos ciudadanos se dieron cuenta que varias familias escaparon sin llevarse a su mascota.

Lo anterior, ocasionado por una psicosis derivada por el coronavirus, dejó un saldo de 20 mil a 30 mil mascotas encerradas. Los animalitos quedaron sin agua y sin comida, y con la imposibilidad de escapar. Debido al terrible panorama, se creó una brigada enfocada en el rescate de las mascotas.

Los rescatistas pertenecen al Centro de Rescate Animal de Wuhan y son liderados por Lao Mao, un veterinario de 43 años conocido por sus amigos como ‘Old Cat’ y que tiene una tienda de mascotas llamada Wuhan Pet Life. Junto a él, otros 100 voluntarios han decidido unirse a la causa de rescatar a los animalitos abandonados por los dueños enloquecidos por la enfermedad.

¡Te apoyamos, Lao!

Te puede interesar: 50 años de Black Sabath, el disco que definió el Heavy Metal