Pasadas las 11 de la mañana en la Cámara de Diputados de Argentina, Alberto Fernández asumió la presidencia de ese país, entre gritos y aplausos de sus adherentes.

De esta manera, y con el traspaso de mando, Mauricio Macri llegó al fin de sus cuatro años de Gobierno.

Junto con la llegada de Alberto Fernández a la Casa Rosada, también lo hizo la exmandataria, Cristina Fernández, quien de hecho, fue la encargada de presentar al nuevo jefe de Estado transandino, para que así pronunciara su discurso ante los asistentes a la ceremonia.

Te puede interesar: Sebastián Piñera suspende viaje a cambio de mando argentino

El primer discurso de Fernández como Presidente de Argentina

Recordando la importancia para Argentina del 10 de diciembre, por el regreso a la democracia en 1983. Así comenzaron las palabras de Alberto Fernández.

Tras ello aseguró tener un  compromiso profundo con la democracia y siguió: «No quiero emplear frases gastadas ni artificiales. Quisiera que mis palabras expresen del modo más fiel posible el eco de millones de voces que aún siguen resonando en toda nuestra Argentina», señaló Fernández.

Agregó que «desde la humildad con la que escucho y desde la esperanza que millones de compatriotas han expresado en las urnas el pasado 27 de octubre, vengo a convocar la unidad de toda la Argentina en pos de la construcción de un nuevo contrato ciudadano social».

En esa línea, Fernández hizo un llamado «sin distinciones» a superar la crisis que actualmente vive el país en lo económico y social. «Los vengo a convocar a poner la Argentina de pie para que comience a caminar paso tras paso, con dignidad, rumbo al desarrollo con justicia social», remarcó.