La madrugada de este viernes después de una intensa jornada de negociaciones en el ex Congreso Nacional oficialismo y oposición firmaron un acuerdo por la paz y una nueva Constitución. 

El anuncio fue hecho por el presidente del Senado, Jaime Quintana, quien dijo que es una camino de profundización demócrata para construir un verdadero contrato social y una “Constitución 100% democrática”.

Desde el Frente Amplio a Chile Vamos, con excepción del Partido Comunista, llegaron a una propuesta que incluye un plebiscito de apertura que se realizará en abril del próximo año.

En este plebiscito estará en primera instancia la opción de votar si está de acuerdo con una nueva Constitución, y luego se consultará por el mecanismo para llegar a ella y las opciones serían: Convención Constitucional (Asamblea Constituyente) o una Convención Mixta Constitucional.

Convención Constitucional

En este caso los integrantes de esta Convención serán elegidos íntegramente para la redacción de la nueva Constitución.

Te puede interesar: CRUCh posterga fecha de la PSU para el próximo año

Convención Mixta Constitucional

En este caso será integrada en un 50% por miembros elegidos por la ciudadanía y 50% por parlamentarios. Los parlamentarios que sean elegidos para esta instancia cesarán de su cargo apenas el Servicio Electoral (Servel) acepte su candidatura a la asamblea.

¿Cómo se elegirá a los integrantes de la Convención por una nueva Constitución?

Los integrantes serán elegidos en las próximas elecciones municipales, que se realizarán en octubre de 2020. Quienes salgan elegidos para esta instancia no podrán ser candidatos en ninguna elección un año después de cesar en su cargo y sólo tendrán como objetivo elaborar la nueva constitución.

Los puntos que generaron mayor discusión

Una de las principales discusiones que dificultó la llegada a acuerdo por parte de las bancadas fue si se redactaba una nueva constitución desde cero, es decir en una hoja en blanco, o usando como base la constitución de 1980.

Otro de los puntos que generó más controversia fue cuál iba a ser la proporción de aprobación de cada punto por parte de la convención, finalmente la opción de un quórum de 2/3 fue aceptado por la oposición.

El plazo de ejercicio del órgano constituyente será de 9 meses con una prórroga de 3 meses.

Una vez redactada la nueva Constitución será sometida a un plebiscito ratificatorio.