Al menos 86 tigres de los 147 confiscados en un controvertido templo de Tailandia, hace 4 años atrás, murieron desde su rescate según informaron autoridades tailandesas.

Los tigres, en su mayoría siberianos, fueron rescatados del templo de Wat Pha Luang Ta Bua, conocido como «el templo del Tigre» en la provincia de Kanchanaburi, el cual atrajo durante año a turistas que podían fotografiarse y alimentar a los felinos.

Las acusaciones de mala gestión y explotación de los animales, además de las sospechas de que el templo vendía a las crías, por lo que el año 2016 el Departamento de Parques inició una operación para sacar a los tigres de ahí y pasando a estar bajo  su custodia.

Sin embargo en la actualidad han muerto al menos 86 de los felinos rescatados. Según las autoridades la mayor causa serían los problemas derivados de la consanguinidad, ya que estos habrían sido criados a partir de solo seis ejemplares.

tigres templo tailandia

Según declaraciones de Pattarapol Maneeon, del Departamento de Conservación de Parques Naturales, Fauna y Flora,  la situación «puede estar relacionado con la endogamia (…) Tenían problemas genéticos que conllevaban riesgos para el cuerpo y el sistema inmunológico», declaró

Del total de tigres que han muerto, 54 fallecieron en el santuario de animales Khao Prathap Chang y otros 32 en el de Khao Son. Si bien, las autoridades reconocen los tigres sufrieron estrés en su traslado a los centros gubernamentales asocian las muertes principalmente a problemas en su sistema inmunológico.

Sin embargo, desde la ONG For Tigers manifestaron sus dudas respecto de la versión oficial entregada por las autoridades. Tanya Erzinclioglu, fundadora de la organización, solía trabajar en los templos tailandeses y aseguró a The New York Times que los tigres estaban en buen estado de salud cuando fueron confiscado por el Gobierno, por lo que muchas muertes podrían haberse evitado.

Te puede interesar: Lamentable: Las jirafas se suman a la lista de animales en peligro de extinción