Se revelaron los resultados de un gran estudio científico sobre la base biológica del comportamiento sexual, donde se confirmó que no existe un solo “gen gay”, sino que se trata de múltiples regiones del genoma.

La investigación de la revista Science, que analizó el ADN y experiencias sexuales de 500 millones de personas, descubrió que hay miles de variantes genéticas relacionadas con el comportamiento sexual entre personas del mismo sexo, la mayoría con efectos muy pequeños.

«Pero todos esos marcadores juntos no son capaces de predecir la orientación sexual de una persona: son cientos o miles de genes, todos con efectos pequeños, los que aparentemente influencian el comportamiento sexual«, se lee en la publicación.

Según los investigadores, cinco de los marcadores genéticos se asociaron «significativamente» con el comportamiento gay, pero están lejos incluso de ser predictivos de las preferencias sexuales de una persona.

Esto significa que factores no genéticos, como el ambiente, la educación, la personalidad, la crianza, son mucho más influyentes en la elección de una pareja sexual, al igual que con la mayoría de otros rasgos humanos de personalidad, comportamiento y físicos, dijeron los investigadores.

Para explicar mejor, los investigadores lo comparan con el tamaño de una persona. El efecto genético es indiscutible, ya que el porte está relacionado con el de los padres. Pero la genética no lo explica todo: la nutrición durante la infancia tendrá un impacto significativo. Esto es lo que los científicos llaman ambiente.

gen gay

Te puede interesar: Es admisible: Movilh denuncia a clínica UC por no hacerle examen de sangre a mujer trans