Janis Joplin piso el escenario de Woodstock tras separarse recientemente de su antigua banda, «Big Brother and The Holding Company» y a pesar del enorme talento que sin duda poseía Janis Joplin, su paso por el festival no destacó entre los mejores shows.

El festival no se caracterizó por su buena organización y es por esto que Joplin tuvo que esperar 10 horas antes de poder subir al escenario de Woodstock, finalmente se presentó a eso de las 2 de la mañana del día domingo y según informan algunos presentes en el evento, la cantante pasó la mayor parte del tiempo entre el alcohol y la heroína.

Pete Townshend, integrante de The Who escribió en sus memorias del año 2012, «Ella había estado increíble en Monterrey, pero esa noche no estaba en su mejor momento,  probablemente por la larga demora, y probablemente, también, por la cantidad de alcohol y heroína que consumió mientras esperaba. Pero incluso en una noche como esa, Janis estuvo increíble».

De todas maneras Janis Joplin sorprendió en el escenario de Woodstock con 10 canciones, en su mayoría covers de otros artistas y a pesar de no ser su mejor show, la euforia del público fue tanto que una vez terminado su presentación, Joplin se vio obligada a volver al escenario interpretando “Ball and Chain” para cerrar el concierto.

Como era de esperarse, la cantante estadounidense no quedó satisfecha con su actuación en el festival por lo que solicitó que se excluyera del documental de Woodstock lanzado en 1970.

Te puede interesar: GALERÍA: Woodstock, el primer macro festival celebra 50 años