Una de las cosas que caracterizó al festival de Woodstock fue que, durante tres días no hubo paradas ni cierre, las presentaciones tenían un carácter «rotativo» por lo que varias bandas tocaban durante toda la noche y hacia el amanecer y The Who fue uno de estos casos emblemáticos.

The Who estaba programado como el penúltimo show del sábado 16 de agosto, justo antes de Jefferson Airplane, pero la banda termino pisando el escenario el domingo en la mañana alrededor de las 5:00 de la mañana.

En un concierto de una hora, The Who, presentó su álbum Tommy con el que deslumbró al público con canciones como «Pinball Wizard», «I’m Free», «Tommy’s Holiday Camp», entre otras, pero no estuvo libre de incidentes.

El activista social Abbie Hoffman, subió al escenario mientras Pete Townshend afinaba su guitarra, agarró un micrófono para protestar por el encarcelamiento de John Sinclair, líder del White Panther Party y mánager de la banda MC5, que había sido condenado a 9 años de prisión posesión de marihuana. “Creo que eso es un montón de mierda” Mientras John Sinclair se pudre en la cárcel”. Esto no le gusto a Townshend, guitarrista de The Who, quien lo golpeó con su guitarra y lo bajó del escenario, asegurando posteriormente que “¡La próxima persona que cruce este escenario será asesinada! ¡Puedes reír, lo digo en serio!”. 

 

Este incidente sin embargo no impidió que The Who brillara y cautivara a todos los presentes en la granja de en Nueva York.

Cuando las primeras luces del día comenzaron a tocar el escenario, a eso de las 6:00 de la mañana, la banda británica cerró el show con “My Generation” y “Naked Eye”, frente a las pocas personas que aún quedaban despiertas en el lugar y que pudieron presenciar el talento en la guitarra de Pete Townshend quien anunció el fin del concierto, golpeando su guitarra para luego arrojarla a la multitud.

Puedes escuchar aquí el show completo de The Who  

Te puede interesar:Los icónicos artistas que dijeron ‘no’ a Woodstock