Este martes 2 de julio será el esperado eclipse solar 2019. El fenómeno astronómico será visible en todo el territorio nacional: de manera parcial entre Arica y Punto Arenas y con 100% de visibilidad en las Regiones de Atacama y Coquimbo. En cada una de estas zonas existen riesgos de mirar directamente al sol.

El daño puede ser irreversible por el efecto de la radiación ultravioleta e infrarroja en el órgano ocular. Eso fue precisamente lo que le ocurrió a Daniela Ponce, una joven chilena que dice haber visto un eclipse solar parcial sin lentes especiales, en 2010 en Quilpué. 

fenómeno

El hecho, explicó ella a través de un video que se viralizó por redes sociales y medios de comunicación, le «cambió la vida», ya que se le quemaron los fotorreceptores de la retina del ojo izquierdo y del ojo derecho, razón por la cual tuvo que empezar a usar lentes de manera constante. 

«Quedó tatuada la luz y la sombra del eclipse de sol en mis ojos», agregó. «Duele mucho, me dio estrés postraumático, me tuve que cambiar de carrera, fue una cosa que cambió mi vida para siempre«.

A tener en cuenta

Durante el eclipse, el sol está cubierto por la sombra de la luna, por lo que las personas pueden mirarlo por más tiempo sin sentir molestias. El ojo no siente dolor y no se percibe el daño que se está produciendo, pero este ocurre de igual manera porque la radiación ultravioleta e infrarroja llegan igual.

Lo fundamental es proteger la visión en todo momento con lentes certificados con norma ISO 12312-2, proyección a través de una caja de cartón o los vidrios para máscara de soldar. 

Te puede interesar: ¿No tienes los lentes para ver el eclipse? Acá te dejamos otras opciones

Que NO usar para observar el eclipse de sol

La Sociedad Chilena de Oftalmología ha enfatizado en que los siguientes métodos NO sirven para observar los eclipses:

-Placas de radiografías.
-Cámaras fotográficas, celulares, binoculares o telescopios sin filtro especializado.
-Lentes de sol.
-Rollos fotográficos.
-Cajas con agujeros.
-Vidrio ahumado.