30 años han pasado desde el lanzamiento del disco fundacional de Nirvana, «Bleach», el 15 de junio de 1989. 

El disco se grabó entre diciembre de 1988 y enero de 1989 en el Reciprocal Recording, ubicado en la ciudad de Seattle, junto al productor Jack Endino, quien cobró 600 dólares por 30 horas de grabación.

El disco «Bleach», fue bien recibido por la crítica en ese entonces, sin embargo,  no ingresó en las listas de Estados Unidos tras su lanzamiento original de 1989. A pesar de esto, el disco vendió cerca de 40.000 copias, lo que ayudó a Nirvana a poder presentarse en escenarios a lo largo y ancho de Estados Unidos. Las copias del disco se dispararon con su reedición tras el advenimiento de ‘Nevermind’ en 1991, y después del suicidio de Kurt Cobain en 1994. 

En su reedición, debutó en la posición 89 en el Billboard 200 y alcanzó una posición máxima en el puesto 33 de la UK Albums Chart.

Luego de esto, ‘Bleach’ se ha convertido en uno de los discos de culto más exitosos de la historia, alcanzando más de 5 millones de copias vendidas en todo el mundo.

«Bleach» no fue el primer nombre

Inicialmente, el disco iba a llamarse «Too Many Humans». Sin embargo, Kurt Cobain decidió cambiar su nombre a «Bleach» (lejía), luego de ver un aviso que invitaba a los drogadictos a limpiar sus jeringas con este producto, para evitar el contagio de VIH.

Según Cobain, la música de Bleach se ajustaba al género grunge, que Sub Pop respaldaba fuertemente. «Había esta presión de Sub Pop y la escena grunge para tocar “rock”», afirmó Cobain y comentó también que «lo hizo sonar como Aerosmith». Kurt Cobain también sintió que tenía que cumplir las expectativas del estilo grunge para poder armar un grupo de fans y por lo tanto, suprimió lo pop y artístico de sus canciones para la grabación.

Según la revista Zona-Zero en el disco «Cobain posee un registro vocal muy rasgado, desgastado y a la vez melódico, al igual que los instrumentos».

Te puede interesar: «Chernobyl» en la mira de los rusos: Diputados quieren llevar a la justicia a sus creadores