Claudia Aranda tiene dos años y ha dejado a los medios de España sorprendidos, debido a que sus capacidades intelectuales que se elevan a la categoría de superdotada y a su corta edad fue catalogada con un coeficiente intelectual de 146, mismo rango en que estaban Albert Einstein y Stephen Hawking (160).

De acuerdo a ABC, la niña vive junto a sus padres y realiza las mismas actividades que cualquiera de su edad: pinta, juega con muñecas y canta canciones infantiles. Pero sumado a esto, Claudia también toca el piano, lee, escribe poemas y sabe reconocer países del mundo en un mapa.

Según relata su madre, el primer signo de inteligencia superior que demostró su hija, fue aprender a leer cuando tenía tan solo 11 meses de edad. En ese momento, también recitaba poemas de Antonio Machado, Federico García Lorca y Lope de Vega.

Tres meses después, sus padres le compraron un cuento de Frozen de 30 páginas, que la niña leyó en un sólo día. “Recuerdo que yo lo escondía para que jugara con otras cosas, pero ella lo sabía y me lo pedía. Hemos convertido la lectura en algo lúdico y estamos muy ilusionados por ello”, relató su madre.

Cuando cumplió dos años, Claudia Aranda comenzó a sumar más logros: realizar sumas y restas básicas de números. Además, aprendió a tocar piano y leer partituras complejas.

“Al principio no queríamos creerlo, cuando leía poníamos excusas porque no encontrábamos sentido a lo que hacía y cuando empezó a sumar, bromeábamos”, indicó su padre, Francisco. “Le encanta la música clásica, en concreto el piano y cuando se lo compramos empezó a aprender. Luego me fui acostumbrando a que no necesitaba de nuestra ayuda para seguir”, expresó.

El futuro de Claudia

Según señala ABC, Claudia fue evaluada por la psicopedagoga Laura González en la ciudad de Granada, quien expresó que la pequeña da señales importantes de ser superdotada.

Por ahora, sus padres señalan que su mayor temor es la pronta escolarización de su hija, ya que en España esto comienza a los tres años. Es por eso que señalan que lo más importante para ellos ahora es encontrar actividades que la mantengan motivada, para que logre el desarrollo completo de su potencial a largo plazo.

“Los niños superdotados atienden sólo a lo que no saben. Lo que ya han aprendido, si lo repites se aburren. Necesitan retos mentales para subir su autoestima, por lo que el primer día en el colegio puede ir muy bien, pero a largo plazo. No sabemos qué hacer”, explica Sandra.

Te puede interesar: Irina Shayk y Bradley Cooper ponen fin a su relación de cuatro años