Angela Merkel, la canciller alemana, sin querer se transformó en el centro de atención durante un acto el día de hoy. Esto mientras era parte de una ceremonia oficial en Berlín. 

Merkel era parte de un desfile militar junto al nuevo presidente ucraniano Volodimir Zelenski, lugar donde la temperatura llegaba a los 30 grados.

Mientras estaba al lado del mandatario ucraniano, Merkel -de 65 años- comenzó a sufrir temblores durante varios minutos, primero en las manos, luego en los brazos, después en todo el torso y finalmente en el resto del cuerpo.

Durante lo que duró el himno alemán, Merkel luchó para mantenerse firme sujetándose las manos por medio minuto, hasta que se pudo retirar del lugar junto a Zelenski.

Te puede interesar: Valle del Elqui como destino turístico imperdible y astroturístico destacó el New York Times

Según Merkel la culpa fue de la falta de hidratación

Después del acto, Merkel respondió a las preguntas en torno a el tema y una posible debilidad física o de salud que habría sufrido en ese momento. Su respuesta fue más bien, bajarle el perfil según la información que entregó DW señalando que todo fue a causa de las altas temperaturas y la falta de hidratación.

«Estoy bien, he bebido al menos tres vasos de agua, que parece que me faltaban. Ahora me siento de nuevo bien».