Así es. El caso Lava Jato, que investiga los casos de corrupción en Brasil podría dar un giro inesperado. Esto porque un reportaje del sitio The Intercept Brasil, del periodista Glenn Greenwald -reconocido por dar a conocer las revelaciones de Edward Snowden sobre el espionaje norteamericano-, revelaría el entramado y las motivaciones detrás de los fiscales y jueces responsables de la operación Lava Jato en Brasil, apuntando a que el fin era desactivar la candidatura presidencial de Lula da Silva.

Resulta que este reportaje consiguió los chats de Telegram entre fiscales y jueces. Conversaciones que mostrarían que el operativo buscaría atacar al partido de Lula, el Partido de los Trabajadores.

Una de las conversaciones que el medio destacó es una entre el procurador en jefe de la Operación Lava Jato, Deltan Dallagnol, con otro fiscal donde recalcaban que el objetivo principal era impedir el retorno del partido de Lula al poder, y que «rezaban» para que ésto no sucediera.

Te puede interesar: ¡Prepárate! Keane volverá a nuestro país después de seis años

The Intercept Brasil mostró varios chats en los que los fiscales se coordinaron para contraatacar e impedir una decisión de la Corte Suprema.

Esa dictamen de la Corte permitía que un diario brasileño entrevistara a Lula en la cárcel un poco antes de las elecciones: «La decisión no tiene fecha, entonces podemos programarla después de la elección y aún estaríamos cumpliéndola», sugirió en ese momento el fiscal Athayde Ribeiro Costa, entre otras estrategias.

Pero además, habría otro involucrado en ese caso. El actual ministro de Justicia brasileño Sergio Moro.

Moro no es cualquiera. El fue el juez de la causa, por eso ha generado polémica la revelación de sus conversaciones. En ellas, entregaría información confidencial al resto de los fiscales, como por ejemplo, las estrategias del caso.

Y hay más, porque en los chats secretos además se revelaría que Dallagnol, dudaba de la validez de las dos principales pruebas que lograron la condena a Lula.

¿De qué se trata? Haber recibido como regalo un lujoso departamento y además su relación con Petrobras.