Casi 50 años de trayectoria, más de 25 discos de estudio y un séquito de hits armaron la carta de presentación con que el dúo Hall & Oates llegó a Chile el pasado 8 de junio. La banda, compuesta por Daryl Hall y John Oates, se presentó por primera vez en nuestro país para entregar lo que hace décadas, millones de latinoamericanos ansiábamos ver sobre el escenario.

Con puntualidad inglesa (a las 21.03 hrs.) los músicos de Filadelfia abrieron el show con “Maneater”, uno de sus éxitos más conocidos a nivel mundial, integrante estrella del disco H20 que los consagró en los rankings de inicios de los 80. Posteriormente sucedieron canciones como “Out Of Touch”, “Method Of Modern Love”, “Say It Isn’t So” y la sorpresa de la gira por Latinoamérica –que Daryl Hall confesó: “nos dijeron era la canción que ustedes querían oír” – y se trató de “One On One”, una balada que ha sido reinterpretada en distintos cóvers por su magia en el saxo.

hall and oates debut en chile: fotos Jaime Valenzuela para DG Medios

Charles DeChant, el saxofonista de la banda que con su chaqueta de lentejuelas doradas se robó la película en la segunda parte del concierto, merece mención especial. El gran momento llegó después de que Daryl Hall se apoderara del piano; momento en que John Oates, DeChant y el resto de la banda volvieron a interpretar los grandes bailables de la banda. “I Can’t Go For That” fue el punto de partida para después sumar “Rich Girl”, “Kiss on my list”, “Private Eyes” y la más esperada de todas “You make my dreams”, en una versión extendida para las más de 11 personas que llegaron esa noche al Movistar Arena.

¿Lo que nadie disfrutó del concierto? La incomodidad de Daryl Hall con los problemas de su micrófono y los acoples a lo largo de todo el show.

Te puede interesar: Revisa el show completo de The Cure por aniversario de «Disintegration»
Fotos: Jaime Valenzuela para DG Medios.