«Game of Thrones» es un fenómeno mucho más allá de la pantalla. Ahora que la serie llega a su fin, cada pequeña cosa que tenga relación con su universo causa interés en los fans. De ahí el éxito de los cursos online para estudiar Valyrio, la lengua ficticia que hablan los personajes de GOT.

La muestra está en que un total de 1,2 millones de personas se han suscrito a los cursos online que ofrece Duolingo. La plataforma, que tiene clases de este idioma a través de una app, ofrece lecciones de sus dialectos, y cuenta con 100.000 suscriptores tan solo en el Reino Unido. Parece que el más famoso es el Dracarys, el idioma con el que se expresa el personaje de Daenerys, interpretado por Emilia Clarke.

Te puede interesar: Game of Thrones: Mira las fotos que adelantan parte del quinto capítulo

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de gameofthrones (@gameofthrones) el 6 Feb, 2019 a las 11:00 PST

David J. Peterson es el lingüista responsable de la creación del Valyrio y de otras 50 lenguas ficticias a lo largo de su trayectoria. En el caso del lenguaje para «Game of Thrones», lo dividió en dos categorías: Alto Valyrio, para las clases nobles, y Bajo Valyrio, usado por las personas corrientes, consigna La Vanguardia.

«Me presenté a las pruebas como muchos otros creadores de lenguajes», comentó Peterson en una entrevista a CNN. «El concurso no tenía un límite en cuanto al material que se podía presentar. Cuando lo supe, pasé cada segundo de mis días trabajando en mi propuesta, unas 18 horas al día. Un mes después había creado más de 300 páginas de material, incluyendo gramática, traducciones y expresiones culturales», detalló.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de gameofthrones (@gameofthrones) el 10 Abr, 2019 a las 10:36 PDT

El Valyrio tiene alrededor de 2.000 palabras propias, unas palabras que ya han entrado a formar parte de la forma habitual de expresarse de muchas personas, y que de seguro seguirá creciendo.

Te puede interesar: La especial respuesta de Game Of Thrones por el error del vaso de café