El proyecto de ley que pretende poner fin al secreto de confesión, con el objetivo de que las autoridades religiosas puedan denunciar cualquier delito de abuso a niños o adultos, ya fue aprobado por la Cámara de Diputados.

fin al secreto de confesión

También te puede interesar: En qué consiste el proyecto de eutanasia y las tres causales para solicitarla

El proyecto ingresó a la Comisión de Constitución del Senado, con la idea de modificar el artículo 175 del Código Procesal Penal, para incluir a las autoridades religiosas y que estas puedan llevar estos casos a la justicia.

Sin embargo, la Iglesia Católica Chilena se opone a esta medida. Esto porque, según el secretario general de la Conferencia Episcopal, el obispo Fernando Ramos expresó que «el sigilo en la confesión para la Iglesia es un sacramento y por lo tanto, un acto de culto que está resguardado por la legislación chilena, específicamente por el Código Penal».

Además, agregó que «si un sacerdote viola el sigilo sacramental, recibe la gran pena de la excomunión, no hay legislación en el mundo que haya pasado a llevar este principio».

Por su parte, el obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González, cree que es positivo lo que pretende el proyecto, sin embargo «hay que salvaguardar la siempre la creencia y la conciencia de las personas, que es uno de los derechos más fundamentales».