Dave Grohl siempre es un protagonista de situaciones curiosas arriba del escenario. Inolvidable es la vez en la que terminó un concierto fracturado, porque el rock sí que corre por sus venas. Pero el ex baterista de Nirvana y líder de los Foo Fighters nos vuelve a sorprender y divertir con otro episodio particular.

Fue justamente en un concierto de la banda en Las Vegas el pasado miércoles donde Grohl se acerca al público y pide una cerveza a un fanático. El guardia de seguridad se la pasa y él al dejarla apoyada en uno de los amplificadores, le comienza a tocar y cantar, deseando tomarla. Pero cuando parece que va a lograr beberla, la lata se derrama encima del equipo. Y eso no fue todo…

Sin importarle el divertido percance, toma la lata y bebe la cerveza. Cuando parece que nada podía salir mal, Grohl al volver con sus compañeros, se cae sobre los guardias y es sujetado por ellos. Menos mal no pasó nada, seguramente debe haber sido la vez en que Dave Grohl más se complicó para tomar cerveza. 

Te podría interesar: Inmortales: Estos fueron los cassettes más vendidos de 2018