Durante toda su carrera, Christian Bale ha cosechado distintos premios y un indudable reconocimiento por su talento como actor. Su gran carisma ha sido una gran herramienta en sus personajes que van desde superhéroes o políticos. Además de no tener miedo a pasar por transformaciones físicas. Por eso, en su cumpleaños 45, sus mejores papeles en el cine.

«American Psycho» (2000)

Patrick Bateman es un empresario que de pronto, descubre su afición por la sangre, por lo que se termina transformando en un demente asesino. Una película de culto y que nos dejó grabada la sonrisa de Bale sonriendo con un hacha en las manos. El inicio del boom de la carrera del galés.

«El Maquinista» (2004)

Christian Bale llegó al extremo con su propio cuerpo en esta película, bajando 28 kilos hasta llegar a pesar solamente 50. Todo para representar al pobre maquinista preso del insomnio y de memorias confusas, Trevor Reznik. Sería la primera de las grandes transformaciones de Bale en el cine.

Saga de «Batman» de Christopher Nolan, (2005, 2008 y 2012)

Ser Batman es algo muy difícil. Han pasado distintos actores que le han dado una identidad distinta al héroe de Ciudad Gótica. Lejos de lo que vimos antes, Christian Bale logró congeniar el encanto de Bruce Wayne con la fuerza y seriedad de Batman. Una actuación que sostuvo la trilogía de superhéroes más alabada del cine.

«The Fighter» (2010)

Un ex luchador exitoso caído en la desgracia. Consumidor de drogas, ideólogo de malos planes que no pueden sacarlo del pozo en el que se encuentra. Ese es Dicky, el personaje que le valió a Christian Bale ser ganador del Premio al Mejor Actor de Reparto en los Oscars. Primera nominación y primera victoria.

«American Hustle» (2013)

Si antes en The Machinist y en The Fighter, Bale bajó considerablemente de peso, ahora fue al revés, subiendo 20 kilos. Eso lo convirtió en el excentrico y encantador, hombre de negocios y estafador, Irving Rosenfeld. Inspirado en Mel Weinberg, Bale consiguió su primera nominación como actor principal en los Oscars, pero terminó perdiendo.

«The Big Short» (2015)

La crisis económica del 2007 logró que en The Big Short se reunieran Brad Pitt, Steve Carrel, Ryan Gosling y Christian Bale. El papel de personaje excentrico, le queda bien a Bale, quien de los protagonistas es el único capaz de ver lo que iba a pasar en la bola de comercio. Nuevamente fue nominado al Oscar como actor de reparto pero no triunfó.

«Vice» (2018)

Su última gran actuación. En una transformación física completa, narra la historia del ex vicepresidente de los Estados Unidos, Dick Cheney. Calculador y capaz de todo por el poder, Bale ya consiguió un Globo Oro por su papel y se lo dedicó al diablo por la inspiración. Ahora solamente queda ver si el Oscar a Mejor Actor llega para celebrar su cumpleaños.

Te podría interesar: ¡Phil Collins está de cumpleaños! ¿Conoces su hazaña en el Live Aid?