Noticias

Robert Pattinson confiesa los problemas alimenticios que sufrió por las expectativas corporales

El actor de The Batman reveló los problemas que tuvo con la comida respecto a las exigencias que le hacía Hollywood a su cuerpo.

robert pattinson
Getyy Images

La relación de Robert Pattinson con la comida es extraña, ya que al principio de la pandemia, casi hace explotar un microondas tratando de inventar una hamburguesa de pasta en medio de una entrevista. Unos años antes de eso, escribió y protagonizó un cortometraje sobre la incesante búsqueda de un completo por parte de un hombre en la ciudad de Nueva York (Estados Unidos).

Robert Pattinson confiesa el desorden alimenticio que sufrió por las expectativas corporales de Hollywood

Y en una nueva entrevista con ES, el actor reveló que no ha podido resistirse a la vigilancia pública de la imagen corporal masculina en Hollywood. Una que lo hizo comer papas hervidas durante dos semanas.

“También es muy, muy fácil caer en ese patrón, incluso si solo estás observando tu ingesta de calorías, es extraordinariamente adictivo, y no te das cuenta de lo insidioso que es hasta que es demasiado tarde”. Dijo Robert Pattinson, admitiendo que si bien no ha luchado con su propia imagen corporal, ha visto el impacto duradero que tiene.

“Básicamente he probado todas las modas que se te ocurran, todo excepto la consistencia. Una vez comí nada más que papas durante dos semanas, como una desintoxicación. Sólo patatas hervidas y sal rosa del Himalaya. Aparentemente, es una limpieza… definitivamente pierdes peso”. Añadió la estrella de The Batman.

El actor dijo que también probó la dieta cetogénica por un tiempo, emocionado de que "hay una dieta en la que solo comes tablas de embutidos y queso todo el tiempo". Pero lo dejó una vez que se dio cuenta de que beber cerveza no se podía.

En 2023, la estrella cinematográfica se comprometió a volverse más consistente. Sobre el tema de la imagen corporal y la dieta, ha hecho una buena cantidad de declaraciones que doblan la verdad.

En el período previo a The Batman, Pattinson le dijo a GQ lo siguiente. "Apenas estaba haciendo nada" para ponerse en forma para el papel, y agregó: "Creo que si haces ejercicio todo el tiempo, eres parte del problema. Sentaste un precedente. Nadie estaba haciendo esto en los años 70. Incluso James Dean, no estaba exactamente marcado”.

Como revelaría más tarde, en realidad terminó trabajando con el entrenador que el estudio de cine contrató para él. Y lo de que no hacía ejercicio era solo eso, un poco. "Me metí en muchos problemas por decir que no hago ejercicio", le dijo Pattinson al medio. “Incluso de mi entrenador, que me dijo: '¿Por qué dices eso?'”.