Noticias

"¡Apesta!": Jason Momoa confiesa la única película suya que odia

Pese a que Jason Momoa cree que era un "gran montón de mier...", tiene buenos recuerdos del rodaje de esta no exitosa película.

jason momoa película que odia
Getty Images

En los últimos meses, Jason Momoa ha sido noticia por diversas razones, tanto por la separación con su ahora ex esposa, Lisa Bonet, su supuesto romance con Eiza González, el complicado papel de Amber Heard en Aquaman 3, o chocar su auto contra una motocicleta, y ahora, el actor admitió cuál es la película que odia y de la que se averguenza completamente.

¿Cuál es la película que Jason Momoa odia?

En entrevista con GQ, el intérprete de 43 años hizo un repaso por las producciones que ha protagonizado anteriormente. Sin dudar en nombrar una de las peores.

Durante la conversación, reveló creer que la nueva versión de Conan, El Bárbaro (2011) es la única que "apesta" dentro de su trayectoria.

“He sido parte de muchas cosas que realmente apestan, y películas en las que está fuera de tus manos”, compartió con la revista. "Conan, El Bárbaro fue una de ellas”.

Si bien sabe que el resultado final no fue del todo espectacular, la película no le impidió pasarla bien en medio del rodaje.

"Es una de las mejores experiencias que tuve", enfatizó Jason Momoa. No sin antes decir al medio que a la película "la tomaron y convirtieron en un gran montón de mierda".

¿Por qué Conan, El Bárbaro no tuvo el éxito esperado?

Cabe recordar que Conan, El Bárbaro se centró en el guerrero cimmerio. Quien busca a su enemigo mortal por una venganza personal.

La película de fantasía, estrenada en 2011, estuvo dirigida por Marcus Nispel, y se estrenó el mismo año en que el intérprete hizo su papel debut en Game of Thrones como Khal Drogo. Lo cual alzó al actor en el estrellato mundial.

La producción sigue los libros de Robert E. Howard, así como los cómics del mismo universo, pero lamentablemente no tuvo el éxito esperado.

Con Ron Perlman, Stephen Lang y Rose McGowan también dentro del elenco, fue muy criticada por el público y la prensa especializada. Llegándola a comparar incluso con la adaptación homónima de 1982 que protagonizó Arnold Schwarzenegger junto con su secuela de 1984.

De hecho, la taquilla de esta versión de Conan, El Bárbaro fue muy dura, llegando a recaudar solo 63 millones de dólares sobre un presupuesto de 95.