Noticias

"Más tieso que paseo en carreta": Julian Casablancas responde a críticas de polémico concierto de The Strokes

Fanáticos de The Strokes dicen que la actuación de Julian Casablancas en el festival de Roskilde fue "catastrófica" y que estaba intoxicado.

julian casablancas the strokes
Getty Images

Los conciertos de The Strokes han sido muy polémicos en los últimos años, esto a raíz de atrasos y comportamientos extraños por parte de Julian Casablancas. Y ahora, a raíz de todo tipo de comentarios en redes sociales tras un show en Dinamarca, el líder de la banda estadounidense decidió responder.

Fanáticos acusan que la actuación de Julian Casablancas de The Strokes fue "catastrófica" y que estaba intoxicado

The Strokes actuó en el festival de Roskilde el pasado 2 de julio. Cerrando así los cuatro días del popular evento musical danés.

Sin embargo, según setlist.fm, su set, el cual incluyó 14 canciones, comenzó con media hora de retraso y contó con "muchas bromas erráticas e interminables de (Julian) Casablancas".

De hecho, algunos usuarios en Twitter tildaron su actuación como "catastrófica" y que incluso el líder de la agrupación parecía "más tieso que un estudiante en un paseo en carreta".

Otro bromeó diciendo que "todos (en) Roskilde quieren lo que se bebió The Strokes". Añadiendo que, "por el lado positivo, probablemente sea la última vez que (Roskilde) invita a The Strokes".

Sin embargo, Julian Casablancas decidió responder a los rumores de que estaba intoxicado durante su actuación. En una publicación eliminada y que compartió en su cuenta de Instagram el pasado lunes, dijo lo siguiente.

“No estoy lo suficientemente sintonizado con las cosas que se hablan en Twitter como para saber lo que piensa un fanático confundido o pretende saber”. Comenzó a decir. "Pero estoy bien hasta donde sé. La gente me ha estado haciendo preguntas raras. Ahh... El lado tonto de las redes sociales". Añadió al respecto.

El comportamiento extraño del cantante en el festival de Roskilde en Dinamarca

Julian Casablancas continuó aclarando que consideraba que las "inquietudes y preguntas" de los fanáticos genuinos de The Strokes eran "amables y buenas". Y se refirió a ellos como "extraños que anunciaban (o) actuaban como si supieran mierdas tontas".

De hecho, algunos videos que publicaron del concierto parecen validar las afirmaciones con respecto a las bromas extrañas de Julian Casablancas.

En un registro, el cantante dedica aproximadamente un minuto a hablar sobre lo absurdo que son algunas palabras danesas como mackerel y cream, lo que llevó a la multitud a cantar algunas de las palabras. Otro video muestra a Julian Casablancas presentando Last Nite con una demora de dos minutos diciendo cuánto le molestan los encore o interpretaciones adicionales que se dan al final de algunos conciertos.